El “turista de alto standing” y la gestión del entorno (1)

El presente artículo trata del turismo de muy alto poder adquisitivo, denominado “turismo de alto standing”. En la primera parte del artículo se reproducen íntegramente las declaraciones sobre el “turismo de alto standing” del empresario Theo Gerlach del 11.02.2011, las cuales dan pie a la segunda parte, en la que se comenta este segmento de turistas.

“Tengo miedo de construir dos hoteles en Pasito Blanco; no hay turismo de calidad” (entrevista a Theo Gerlach, propietario del grupo Seaside Hoteles; M. Pino Pérez; La Provincia, 11.02.11, p.17)

- Parece que vuelven a llegar buenos tiempos para el turismo. ¿Cómo lo vé?

- Estoy muy contento porque hay más clientes que el pasado año. La mayoría de los turistas que se alojan en mis hoteles son alemanes. En este momento, los alemanes y los nórdicos son los que más están viajando.

- ¿Tienen plena ocupación en esta temporada de invierno los hoteles del grupo Seaside?

- El Palm Beach está al noventa por ciento, el Gran Residencia está ocupado, y otros como Sandy Beach o Los Jameos registran buena ocupación. Pero en mi caso no me beneficio tanto de las ofertas o de los problemas en Egipto o Túnez. Esos clientes pagan precios bajos por la estancia y mis hoteles son caros y, por eso, cuesta más completarlos.

- Pero los empresarios dicen que la inestabilidad política en Egipto y Túnez va a venir muy bien al sector hotelero.

- Si, pero será para los que buscan turistas que pagan 30 euros con todo incluido. Esto ayudará a llenar camas a los que han bajado precios y también los apartamentos, pero esto durará unos meses. No es para celebrarlo porque la mejoría será coyuntural, y lo que hay que hacer es mejorar las playas y los servicios.

- Pero los touroperadores venden más ahora el destino de Gran Canaria.

- Los principales touroperadores europeos nos han advertido de que el turismo de calidad no quiere venir a Gran Canaria y prefiere ir a Tenerife. Un turista de alto standing quiere un buen hotel y servicios de calidad en la playa. ¿Y dónde puede tener eso en el Sur? ¿En la playa de Maspalomas o en el Inglés con las hamacas destrozadas? Una habitación en el Gran Residencia cuesta 200 euros y cuando el turista vuelve de la playa se queja de los servicios y no vuelve más. Se van a Turquía o a Dubai donde en las playas hay hamacas y chiringuitos de más calidad. Lo más grave es que los políticos no se dan cuenta del error que supone descuidar a estos turistas porque un destino gana mucho cuando vienen clientes de calidad. Precisamente por eso se van a Ibiza o a Palma de Mallorca. Aquí no vienen ni los famosos que venían antes. ¿Va a venir Julio Iglesias a Maspalomas?

- ¿Quiere decir que en Tenerife los hoteles de gran lujo sí que disponen de mejores servicios en las playas?

- Sí. Mire, Gran Canaria sólo está preparada para recibir un turismo estándar. En Tenerife los hoteles disponen de mejores servicios en la playa. Hay turistas que prefieren pagar 30 euros por la hamaca y tener un camarero que les lleve una bebida, y eso aquí no lo hay. Eso repercute en los ingresos no sólo de los empresarios sino de la administración porque se necesitan muchos visitantes para obtener los mismos ingresos.

- Usted apostó por la renovación turística hace una década. ¿Le ha compensado esa inversión por ofrecer más calidad?

- Sí. Hay que pensar que lo que ofrecía hace diez años no se puede dar hoy y por eso hay que renovar. Pero el problema es que si el hotel es de cinco estrellas gran lujo y los clientes que vienen quieren estar en la playa, en Maspalomas no les gusta estar. Mire, el Gran Hotel Residencia es el único que está vallado para que los turistas no vean el entorno, incluido el palmeral de Maspalomas.

- Sin embargo, muchos empresarios no dan el paso y esperan que sea la administración pública la que invierta en cambiar las infraestructuras.

- Lo entiendo. Con los precios que se cobran de 30euros o 50euros como máximo en los hoteles del Sur no queda dinero para renovar, apenas tienes para mantener el negocio. Por eso, la política de Seaside Hotels es dar servicios y calidad y no bajar los precios.

- ¿Durante estos treinta años que hace que construyó el primer hotel ha apreciado el deterioro en el sur de Gran Canaria?

- Sí, porque en treinta años sólo ha cambiado la zona de Meloneras. Mire, los clientes vips no tienen problemas para gastar hasta cuatrocientos euros al día entre la habitación, el golf, y lo que sea, pero no se sienten a gusto en las playas y tampoco hay buenos restaurantes en el Sur y de esta forma, los que vienen una vez no vuelven.

- ¿Le hacen llegar esas quejas a menudo sus clientes?

- Cada día. Un cliente me dijo que un amigo le propuso el Gran Hotel Residencia y estaba contento del establecimiento, pero me reveló que se había quedado desencantado con la playa de Maspalomas y lo más grave es que tenía razón.

- ¿Ha trasladado esta queja a los políticos?

- Sí, pero los políticos no entienden. Palma de Mallorca vivió momentos de crisis, empezó a perder calidad, y construyó hoteles de lujo con zonas de playa para estos turistas. Pero en Gran Canaria los políticos creen que sólo con el sol se llenan los hoteles.

- ¿Tiene previsto construir los dos hoteles que había proyectado en Pasito Blanco?

- De momento tenemos la idea  de construir uno de lujo, que sea referencia en Pasito Blanco. Disponemos de terreno para dos, pero sólo hemos hecho el proyecto de uno con una inversión de 85 millones. Tengo miedo de que los buenos clientes no sigan viniendo a Gran Canaria y por eso me estoy planteando invertir en ese hotel en Pasito Blanco. Cuando te reúnes con los operadores más importantes y te dicen que han dejado de ofertar Gran Canaria a turistas de alto standing, que son los que ocuparían ese establecimiento de unas 300 camas, te replanteas la inversión.


No comments yet... Be the first to leave a reply!