El “cicloturista ocasional” y el e-bike

Hace ya casi un mes que terminó la temporada de cicloturismo, hasta el próximo invierno veremos pocos pelotones de cicloturistas circulando por nuestras carreteras en dirección sudoeste o centro de la isla. En los meses desde enero hasta abril la combinación entre el clima y las características específicas de Gran Canaria (cambios de alturas y paisajes interiores) atraen al cicloturista, que encuentra una oferta idónea p.ej. para entrenamientos profesionales de pretemporada. Cuando hablamos de cicloturista normalmente nos referimos al turista que viene a practicar ciclismo como motivo principal de su viaje (ciclista de carrera o ciclista de montaña). El ciclista de carrera utiliza más las vías interurbanas hacia el interior de la isla, mientras que el ciclista de montaña prefiere salir de las vías y utilizar caminos por pistas de tierra. Para potenciar este segmento de turistas, como se señalaba en anteriores artículos (ver posts de marzo 2011), para el ciclista de carrera (que utiliza la bicicleta de carrera) serían prioritarias medidas de mejora infraestructural como la iluminación de los túneles hacia Mogán (a pesar de que la ley no obligue a iluminar  túneles de menos de 300metros) y la mejora del asfalto de las carreteras en ciertos tramos muy transitados por este segmento, p.ej. Ayacata-Cruz de San Antonio, Sta.Lucía-Temisas-Agüimes, el último tramo antes del Pico de las Nieves y el tramo Barranquillo Andrés-Cruz de San Antonio (a través del Tauropass).  Por otro lado, para el ciclista de montaña (que utiliza la mountain-bike) serían recomendables algunas aperturas de sendas ciclistas en el interior de la isla. Ambos segmentos no consideran tan importante la habilitación de carriles-bici dentro de los núcleos urbanos turísticos, pues no son su lugar habitual de circulación.

Sin embargo, el segmento de turista del que trata este artículo es otro, el “cicloturista ocasional” (que utiliza principalmente un “trecking-bike”). Este turista utiliza la bicicleta más bien como un medio de transporte urbano para conocer la zona y visitar sitios cercanos de interés. No se aleja mucho de la zona urbana porque no suele tener la preparación física de los otros dos segmentos comentados. Está menos acostumbrado a circular en vías con tráfico, en comparación con p.ej. el ciclista de carrera. Suele circular en Europa en carriles-bici o vías ciclistas y no está habituado a un contacto tan directo con los coches. En este sentido este segmento se caracteriza especialmente por la demanda de seguridad vial. No es un cicloturista propiamente dicho, pues el motivo principal de su viaje no es practicar el ciclismo. Es más bien un turista de sol&playa, con el sol&playa como motivo primario, y con un motivo vacacional secundario marcado por la actividad. Si lo vemos actualmente menos que a los otros dos segmentos es porque, a pesar de haber un potencial muy grande de este segmento en el núcleo turístico, no se atreven a circular por considerar que es muy peligroso por la densidad del tráfico. Son justo los clientes de este segmento que consideran que faltan carriles-bici en Playa Inglés y en los demás núcleos urbanos, que es donde ellos principalmente circulan (o circularían). Una mejora de las infraestructuras animaría precisamente a este segmento a alquilar una bicicleta y a circular por el núcleo, y más aún si se mejoraran las conexiones entre los núcleos turísticos (Bahía Feliz- San Agustín- Playa del Inglés-Maspalomas), de manera que el ciclista ocasional pueda cambiar de núcleo de forma segura. Una diferencia principal de este segmento con los ciclistas de carrera y los de montaña es la estacionalidad, el “cicloturista ocasional” no depende de ninguna pretemporada de entrenamiento, pues se trata básicamente de darle una alternativa de ocio&actividad  al cliente de sol&playa que nos visita durante todo el año.

La empresa Free-Motion, líder en Gran Canaria en alquiler de bicicletas y organización de tours y excursiones, ha introducido recientemente el e-bike (electro-bicicleta), que abre una nueva dimensión a las posibilidades del segmento del cicloturista ocasional. La  electro-bicicleta, que permite un impulso extra a base de energía eléctrica, permitiría a este cliente p.ej. llegar a Puerto Rico sin necesidad de tener una condición de deportista habitual. Ello abre nuevas perspectivas al ocio vacacional, si se desarrollan las infraestructuras seguras acordes, p.ej. una vía ciclista entre Meloneras y Arguineguín. Incluso se podría ofrecer la posibilidad de hacer un tour en bicicleta seguro desde Playa del Inglés hasta Puerto Rico y continuar hasta Puerto de Mogán en barco con el transfer que se ofrece en la actualidad una línea naviera,… las posibilidades son infinitas, justamente de lo que tanto se habla últimamente: ofrecer una experiencia vacacional a través de una oferta única de ocio complementario, y todo ello con un vehículo limpio sin efectos externos para el medioambiente. El ocio complementario no sólo son grandes parques de atracciones o modernos centros comerciales.

Durante los últimos años se han producido innovaciones en el turismo, pero principalmente en el campo tecnológico del ahorro energético (innovación de procesos) o con nuevos métodos de  distribución online (innovación de marketing), ambos poco visibles para el turista durante sus vacaciones. La introducción del e-bike, sin embargo, es una clara innovación de producto que puede aportar  mucho a la experiencia vacacional del visitante. Enhorabuena al Equipo de Free-Motion por tan interesante innovación! Esperemos que nuestras infraestructuras se desarrollen de forma acorde de manera que garanticen la seguridad vial, principal demanda de este segmento.


No comments yet... Be the first to leave a reply!