Nuestro futuro turístico inmediato: ¿se ha planificado para lo que se avecina? (2 de 3)

 

2ª parte: Los segmentos de alto gasto, los costes salariales y la amabilidad

Además de las importantes inversiones hoteleras que se están produciendo en el Oriente Medio y en el norte de África (tratado en la primera parte del artículo), hay otros factores en los que otros destinos han adquirido una ventaja competitiva:

Poder de atracción de segmentos de alto gasto turístico
No hay más que ver las nuevas definiciones de las líneas de productos de los TTOO para ver que posicionan la expansión de productos dirigidos a segmentos de alto poder adquisitivo cada vez más en destinos EEE (emergentes, económicos, exóticos). Como ejemplo, la nueva marca PURAVIDA  de TUI va dirigida a un perfil internacional y moderno con altos ingresos y formación y que busca una mezcla entre descanso (“pura”) y actividad (“vida”) en un hotel-resort de 4-5 estrellas. Este año ha inaugurado sus dos primeros hoteles con este concepto: uno en Kos (Grecia) y el otro en Belek (Turquía) y prevé abrir (o expandir como franquicia) hasta el 2015 un total de 15 hoteles con esta marca en la media y larga distancia. De momento no se habla de ninguno de ellos en Canarias. En este contexto juegan un papel importante dos factores que dificultan más aún la captación de los segmentos de alto gasto turístico para Canarias:
1) La primera línea de playa: Las inversiones hoteleras en las costas turcas y egipcias se efectúan casi exclusivamente en la primera línea de playa. Tanto es que la primera línea de playa ha sido integrada como requisito de algunas líneas de producto de los TTOO. Muchos resorts en Turquía y Egipto incluso disponen de uso privado de playa. Obviamente, en este aspecto no podemos competir.
2) Mayor presencia de “low-cost”: Una mayor presencia de compañías aéreas de bajo coste, en detrimento de líneas tradicionales, puede provocar problemas de captación de segmentos de mayor gasto. Posiblemente los sucesos de África no sólo hayan supuesto un desvío de turistas hacia Canarias, sino también hayan evitado (o pospuesto) los recortes que las líneas tradicionales podrían haber realizado en las rutas hacia Canarias como respuesta a la bonificación de las tasas aéreas a favor de unos pocos.

Salarios turísticos
¿Cuánta diferencia hay realmente entre los costes salariales para un empresario hotelero canario y uno turco, tunecino o egipcio?  Para poder comparar mejor la estructura salarial se ha consultado con empresarios hoteleros de Túnez, Egipto y Turquía sobre el salario mensual de un camarero:

En Túnez el coste salarial bruto de un camarero estaría entre 520 y 600 dinares tunecinos (TND), que equivaldría a 267-308 euros (1€=1,95TND).  El sueldo neto del camarero tunecino quedaría entre 400 y 450 TND (205-231 euros). En Turquía el coste salarial bruto medio de un camarero sería de aprox. 1.265 liras turcas (TL), que equivaldría a 516 euros (1€=2,45TL). El sueldo neto estaría en aprox. 907 TL (370 euros). Si comparamos estos datos con un camarero en Canarias, que tiene un salario bruto mensual de aprox. 1.555 euros (el coste salarial incluye pagas y bolsa, pero no la seguridad social; el coste salarial total medio de Canarias del 2º trimestre 2011 fue de 1.600 euros y la media nacional de 1.938 euros), podemos apreciar que los salarios turísticos de los dos países en cuestión suponen entre una quinta parte y un tercio de nuestro coste salarial en Canarias.

En el caso de Egipto la diferencia es mayor aún. El salario neto medio mensual de un camarero oscilaría entre 350 y 500 libras egipcias (EGP), que equivalen a 43 – 61 euros (1€=8,14EGP). El sueldo base tiene un pequeño suplemento de “service charge”, según el centro de trabajo, aparte de las propinas. El año pasado una sentencia judicial elevó el salario mínimo de los trabajadores de 400 libras egipcias a 1.200, pero todavía sin efecto. Precisamente este aumento fue una de las principales demandas de los manifestantes durante las revueltas que forzaron al ex presidente Hosni Mubarak a renunciar en febrero. Es de esperar, por tanto, un importante aumento salarial en Egipto, aunque los estándares reclamados aún distan de llegar al europeo.

Disposición al servicio 
Distintos profesionales del sector turístico han afirmado en los últimos meses que perciben una pérdida de amabilidad del trabajador turístico. Es controvertido afirmar que se ha perdido amabilidad, especialmente cuando ésta siempre ha distinguido positivamente al trabajador canario. Más bien se puede argumentar en la línea de Karl Pojer, Director General de TUI Hotels&Resorts: “En cuestión de calidad de servicios de los destinos españoles se van a tener que medir con destinos como Turquía, y eso es un gran reto.” (FVW, 10/11), algo impensable hace una década. ¿Está vinculada la condición de destino maduro con una regresión de la disposición al servicio?

En conclusión, del comparativo se obtiene: renovación de unos pocos apartamentos de los años 80 versus nuevas inversiones hoteleras millonarias de cadenas internacionales; gradual envejecimiento de las infraestructuras turísticas versus núcleos en plena expansión y desarrollo; trabas burocráticas e inseguridad jurídica suficientes para espantar a cualquier inversor versus facilidades “extremadamente generosas” para atraer inversores;… en definitiva, el más puro estancamiento del desarrollo turístico versus una expansión acelerada de las capacidades e infraestructuras turísticas.

Sin embargo, ¿se puede afirmar que “Canarias es un destino maduro que no puede competir”?  Esta cuestión conforma el contenido de la tercera y última parte de este artículo.

 

Artículos relacionados en este blog:
“El efecto turístico norte de África” (1), 16 de mayo 2011
“¿Qué buscan los touroperadores del siglo XXI?” (2), 27 de julio 2011
“¿El turista de bajo coste gasta menos en el destino?”, 18 de junio 2011

 


No comments yet... Be the first to leave a reply!