Paradojas turísticas

En tiempos de ocupaciones turísticas récord en Canarias, a punto de cerrar el año de más visitantes de nuestra historia, nos encontramos en paralelo con múltiples contradicciones en el sector turístico como, por ejemplo, el auge de la cama obsoleta después de tantos años del eslogan “renovar o morir” o la construcción del primer hotel nuevo de 4 estrellas precisamente en Tenerife, la isla que tanto se oponía a ello. Además, ¿es paradójico que el boom turístico sea acompañado de una cuota superior al 20% de desempleo y un alto grado de riesgo de pobreza severa? Veámoslo en este post:

El retorno de la cama obsoleta como producto estrella  

Evolución de la plazas extrahoteleras (regladas) en Gran Canaria durante la primera década de los 2000

Después de varios años de la expulsión de miles de camas del mercado por obsolescencia y después de hablar tanto de la necesidad de renovar para ser competitivos, ahora vemos como la cama obsoleta se ha convertido en un producto de alta demanda y rentabilidad. En el 2008 el crítico turístico Daniel Garzón cifraba en 60.000 las camas expulsadas del mercado grancanario durante la primera década de los 2000 (ver: “60.000 camas al desguace”), predicción que no estaba desacertada. Lo que no pudo imaginar es que, pocos años después, estas camas encontrarían en el alquiler vacacional una forma de volver al mercado sin atenerse a ningún tipo de estándar cualitativo, sin control y, en gran parte, sin tributar por sus ingresos.

Sostenibilidad insostenible 

¿No teníamos, según nuestros planificadores, una moratoria turística que garantizaría la “sostenibilidad” limitando el crecimiento del turismo y la población? Pues no; no fue sostenible en sus comienzos, ni tampoco lo es ahora. En sus comienzos (2001) la moratoria promovió un gran aumento de la construcción y de la población, justo lo contrario de lo pretendido, mientras que posteriormente se mantuvo una prohibición de nuevos hoteles reglados casi de forma total, a la vez que fueron entrando en el mercado progresivamente decenas de miles de viviendas vacacionales ilegales, que ahora ya dan cobijo a más del 20% de los visitantes. Un ejemplo: En septiembre se ha superado por primera vez el millón de turistas en Canarias, un 11,8% más de visitantes que el 2016, mientras que en el mismo mes casi se estancaron las pernoctaciones en apartamentos reglados (+0,1%) y en hoteles (+2,2%) con relación al año pasado (C7 / 01.11 y 24.10). ¿Alguien se ha preguntado dónde se alojan todos esos nuevos visitantes? ¿O por qué ha aumentado tanto la saturación de las infraestructuras en los últimos dos años sin apenas camas regladas nuevas ni ocupaciones mucho más altas de las camas legales vigentes?

Primer hotel de 4 estrellas de nueva construcción…¡en Tenerife! 

En octubre el Gobierno de Canarias ha autorizado el primer hotel nuevo de cuatro estrellas según la Ley de Modernización Turística (maspalomasahora, 23.10). Recordemos que dicha ley -en su revisión del 2015- permite los hoteles nuevos de cuatros estrellas siempre que se adapten a unos requisitos de calidad y medioambientales que se regularían en un reglamento posterior. Como éste no ha sido definido, ni hay intención alguna de hacerlo en los próximos dos años, la autorización depende del visto bueno discrecional del Gobierno en base a un “mínimo impacto medioambiental”. ¿Y qué hay de paradójico en todo esto? Pues que precisamente es en Tenerife, la isla que intentó impedir la posibilidad de desarrollar esta categoría con ánimo de proteger su planta hotelera de cuatro estrellas, donde se abrirá este primer hotel nuevo de cuatro estrellas después de aprox. 10 años.

Ingresos tributarios récord vs. “inversión cero” en infraestructuras

La recaudación por el IRPF se ha disparado en Canarias hasta cifras sin precedentes. Los ingresos del fisco vía IRPF han crecido en lo que va de año más que en ninguna otra comunidad autónoma. De la misma manera, los ingresos por el IGIC logran una nueva plusmarca en 2017 con más de cuatro millones de euros cada día (LaProvincia, 06.11). Mientras tanto, las infraestructuras turísticas siguen sin recibir suficiente presupuesto para rehabilitarse. Los pocas renovaciones que podemos ver son más bien “intervenciones puntuales, inconexas y aisladas” y ni siquiera se acercan a “la necesaria estrategia integral de renovación del espacio turístico” (Marta Cantero, LaProvincia, 05.11). El presupuesto pactado recientemente entre los Gobiernos central y canario para infraestructuras turísticas es puramente simbólico: 8M para toda Canarias (=lo que recaudamos en IGIC en dos días). Aparte de ser una cuantía sin ningún alcance renovador, ni siquiera va a ser invertido en los principales municipios turísticos de Canarias (excepto Mogán, que figura entre los proyectos con la rehabilitación de unas escaleras en Puerto Rico). Si en tiempos de bonanzas no invertimos, en tiempos de vacas flacas invertiremos menos…

Ocupación turística récord vs. desempleo y pobreza…¿paradójico?   

¡Pues no es una paradoja! El hecho de que la región turística más demandada de Europa (al menos en invierno) tenga una tasa de paro del 21,87% y sea la región con mayor índice de pobreza severa por sí solo no es una paradoja. De hecho, la última EPA del 3er trimestre de 2017 muestra como Canarias ha alcanzado su mayor número de ocupados (855.200) y menor número de parados (239.300) desde finales del 2008. Las graves contradicciones no se encuentran en el titular en sí, aparentemente paradójico, sino en los procesos que han conducido a dicho titular a lo largo de los años, de los que expongo los cuatro más destacados:

2001-2007: En Canarias las camas hoteleras aumentan un 44%, los ocupados en Servicios un 38% y los ocupados en Construcción un 33%

1) La primera moratoria (2001) aumentó explosivamente la construcción y la población. Fue la peor decisión tomada jamás en Canarias en tiempos de una previsión de explosión económica. La demanda de mano de obra exterior derivada del binomio “ejecución rápida de licencias por la moratoria” y “burbuja inmobiliaria” produjo durante la primera década de los 2000 el mayor aumento de población de la historia de Canarias, 400.000 habitantes, que es más del doble de la media de las tres décadas anteriores, lo cual condicionó el volumen de la población activa hasta nuestros días. Es decir, el verdadero punto de partida de la alta cuota de desempleo actual es una población activa inflada artificialmente a principios de los 2000.

2) Prolongación de la moratoria (2009) con desempleo creciente. Fue la peor decisión tomada jamás en Canarias en tiempos de crisis económica. Después de la explosión de las dos burbujas en 2007/8 (la inmobiliaria y la de la moratoria) más de 200.000 trabajadores fueron al paro. Pocos años después de aprobar la segunda moratoria (2009) los parados aumentaron a casi 400.000, una cuota del 35% (EPA 3ºtrim. 2013). Mientras la nueva cama reglada estaba vetada y más de un tercio de la población activa en paro, el incremento de demanda turística a partir del 2011 (efecto “Norte de África”) empezó a buscar sus vías no regladas para acceder a una oferta paralela que, en su mayoría, ni tributa ni crea empleo directo.

3) Prolongación de la moratoria (2013) para categorías inferiores a 5 estrellas y consentimiento a la entrada ilimitada de camas ilegales al mercado.  Fue la peor decisión económica tomada en Canarias en tiempos de bonanza artificial. Aquí está la gran paradoja alojativa de nuestra década: el mantener la moratoria para nuevas camas que no sean de 5 estrellas, a la vez que entran en el mercado sin control miles de viviendas vacacionales ilegales de categorías muy inferiores.

4) Carencias en la formación profesional. El nuevo boom turístico ha aumentado la importación de trabajadores extranjeros por no tener residentes con las cualificaciones necesarias, sea en idiomas o en cualificación técnica para puestos como camarero, cocinero o carpintero (¡justo nuestros sectores base: hostelería y construcción!). Resulta evidente que aún no se le ha dado a la formación profesional canaria el necesario contenido y dualidad en el aprendizaje demandado por el mercado. Además, ¿hay otras cuestiones que influyen en la competitividad laboral aparte de la formación? El Presidente de Ashotel, Jorge Marichal, afirmaba hace pocos días que “a la falta de aptitud en muchas ocasiones se le une la de actitud”, lo que provoca tener que decantarse por un trabajador extranjero (LaProvincia, 12.11.2017).

Por tanto, el titular explosivo “récord visitantes versus paro&pobreza” no es una contradicción en sí; las contradicciones y la falta de visión y planificación estratégica nos las encontramos en los procesos aislados que a lo largo de los últimos 16 años han conducido a este titular, como han mostrado los cuatro ejemplos expuestos. Y quizás lo más contradictorio de todo es que precisamente los responsables de impulsar dichos procesos que llevaron a la actual situación son quienes la clasifican ahora de contradictoria, como si nada tuvieran que ver con el resultado.  

———————————————-

Artículos relacionados:

“Extranjeros de la UE y mujeres ceban la población activa isleña desde la crisis”, Julio Gutiérrez, en laprovincia.es, 12.11.2017.
“Los ingresos por el IRPF se disparan en las Islas más que en ninguna otra región”, en laprovincia.es, 06.11.2017.
“Canarias pacta infraestructuras que contradicen su propio plan turístico”, Marta Cantero, en laprovincia.es, 05.11.2017.
“Canarias registra la cifra más baja de parados desde el inicio de la crisis”, en laopinion.es, 26.10.2017.
“Autorizada la construcción de un hotel de cuatro estrellas tras la nueva ley”, maspalomasahora.com, 23.10.17.
“Sesenta mil camas al desguace”, en el blog de Daniel Garzón Luna, 11.04.2018.


No comments yet... Be the first to leave a reply!