Turismo: ¿hacia dónde vamos?

Hoy se celebra el Día Internacional del Turismo en un contexto de cambio de ciclo. Tras algunos años de sobredemanda artificial ahora volvemos a la normalidad turística, es decir, a un escenario donde los competidores del Mediterráneo y África del Norte se van recuperando y los flujos de la demanda se guían de forma más natural por la relación calidad & precio. En esta fase de transición entre etapas debemos hacernos la pregunta si hemos aprovechado bien los años de bonanza para prepararnos para el futuro y qué asignaturas quedaron pendientes:  

¿En Canarias hemos hecho los deberes durante la bonanza?

Pues depende de cómo se mire o de qué sectores se contemplen: En el sector alojativo la mayoría de los empresarios han renovado instalaciones y conceptos hoteleros, tanto que ya no se puede hablar de una “planta obsoleta” en términos generales. Mientras tanto, en el sector público ha ocurrido todo lo contrario. A pesar de recaudaciones históricas de IGIC e IRPF, las inversiones en infraestructuras turísticas han sido casi nulas. Es más, en el caso de los servicios infraestructurales incluso se pueden ver retrocesos, como por ejemplo en Playa del Inglés en cuestiones tan básicas como limpieza, mantenimiento de viales turísticos, acoso a cientos de turistas al día con el “timo de la pulsera” por súbditas africanas, molestias por los botellones salvajes de jóvenes canarios, obsolescencia de los chiringuitos de playa, ruido por motos pesadas de alquiler (p.ej. Harleys) que doblan la normativa de emisiones acústicas, etc.

El italiano se convierte en la primera nacionalidad extranjera con 45.405  empadronados en Canarias (cifras de enero 2018; Fuente: canarias7.es)

Por otro lado, en la formación profesional el mismo mercado laboral nos ha otorgado un suspenso mayúsculo. La bonanza turística de los últimos siete años, con el récord de 16M de visitantes, ha logrado reducir el desempleo del 35% al 20% de la población activa. En principio no son cifras malas del todo, teniendo en cuenta que no se le puede pedir más al Turismo y que los irreparables errores de los planificadores a principios de los 2000 han dejado una bolsa de paro crónica difícil de arreglar. Sin embargo, los récords de visitantes de los últimos años también vinieron acompañados de nuevos récords de inmigrantes por falta de “residentes cualificados”. Entre los inmigrantes destaca la nacionalidad italiana, que casi se ha duplicado en Canarias durante la última década (de 24.177 empadronados en 2008 a 45.405 en enero de 2018). Es más, en Italia se corrió la voz de que en Canarias “hay trabajo seguro” y “se vive por 500 euros”. El que una región turística como Canarias, con una tasa de paro superior al 20%, tenga que recurrir a inmigrantes para cubrir puestos de la hostelería es el mayor fracaso imaginable de nuestra formación profesional turística. Por tanto, queda mucho trabajo aún en la implantación de la formación profesional dual (ver post anterior: “Nuestra FP dual, ¿cerca del modelo alemán?”).  

¿Vamos hacia un turismo de mayor gasto turístico?       

Durante los últimos meses las llegadas de turistas han empezado a retroceder ligeramente. Mientras tanto, el gasto turístico se mantiene en positivo: según los últimos datos de julio de Egatur el gasto total (acumulado de enero a julio) mantendría un aumento del 2,55% y el gasto medio diario por turista un aumento del 5,80% a 144€ (en el mes aislado de julio de 155€).

Fuente: elaboración propia en base a datos de Egatur

De ahí que se oigan algunos comentarios de que estaría llegando un turista de mayor poder adquisitivo y que podríamos estar ante otro modelo turístico; la ministra de Turismo de España en su reciente visita a Canarias llegó a comentar al respecto del retroceso de clientes y aumento del gasto que “el Gobierno apuesta por la calidad, no por la cantidad”. Sin embargo, ¿estamos realmente ante un turista de más poder adquisitivo? Pues ojalá fuese así, pero los siguientes datos nos indican que no es esa la situación:

Si nos fijamos en ese gasto medio diario del turista de los últimos 8 años, según datos del ISTAC, vemos que ese gasto diario ha aumentado de 118,65€ (2010) a 140,18€ (2017), es decir, ha subido 21,53€ por turista al día. Si desglosamos este gasto vemos que el “gasto medio en origen” (básicamente el vuelo, alojamiento y transfer) supone un 95% del aumento del gasto (+20,54€), mientras que el “gasto medio en Canarias” (resto de gastos efectuados en destino) sólo ha supuesto un 5% del incremento del gasto diario (+0,99€).  

Por tanto, cabe interpretar que dentro de la componente del gasto efectuado en origen el alojamiento ha sido el claro impulsor del gasto por sus importantes subidas de precios de los últimos años. Es decir, que el mayor gasto medio diario se debe básicamente al mayor precio alojativo, no siendo acompañado por un gasto en las otras partidas en la misma medida. Por otro lado, las componentes del gasto en destino también se comportan de forma muy dispersa durante los últimos 8 años: mientras destacan en lo positivo el gasto diario en alojamiento (+22%) y en compras alimenticias en supermercados (+21%), lo hacen en negativo el gasto diario en alquiler de vehículos (-18%), en ocio (-19%) y en “otros conceptos” (-39%), resultando la suma de todo el gasto en destino en una variación de sólo 2,60% en 8 años.

En definitiva, no hay un comportamiento uniforme entre las partidas del gasto medio diario que permita hablar con certeza de “un cliente de mayor gasto”; podríamos estar más bien ante el mismo cliente que ha aceptado una subida de precios de alojamiento de forma coyuntural. La cuestión ahora está en ver si los precios de alojamiento conseguidos se podrán mantener durante mucho tiempo. La falta de una estrategia turística global (desarrollo infraestructuras, formación, etc.) hace prever que los precios alojativos pronto volverán a bajar y, con ello, el gasto medio diario.   

El reto del alquiler vacacional

¿Se abordará la tarea de “ponerle puertas al campo”?

La regulación del alquiler vacacional se presenta como una de las cuestiones más latentes y urgentes, más que nada porque aún no se contemplan los límites a su libre implantación. Nótese la diferencia entre el crecimiento alojativo reglado y el vacacional: mientras la cama turística crece sobre un suelo clasificado y con un periodo de construcción previo (siempre que la moratoria lo permita), la vivienda vacacional puede aparecer en cualquier sitio de un momento a otro, siendo imposible de prever el crecimiento y dónde va a producirse. Esto impide desarrollar en paralelo las infraestructuras que precisarían dichas nuevas camas (carreteras, transportes públicos, servicios médicos,…) y puede provocar saturaciones, falta de servicios, gentrificación e incluso turismofobia. De ahí que se deba regular el alquiler vacacional de una forma más estratégica y con la necesaria valentía de prohibir o limitar la actividad donde los indicadores infraestructurales así lo sugieran. Y, por cierto,.. sí que se le pueden “poner puertas al campo”.  

Además, se acerca un enemigo clásico del Turismo, el cual difumina a menudo sus indicadores para lograr titulares falsos y paraliza y pospone decisiones turísticas importantes: las elecciones autonómicas. Según se acerque el mes de mayo podríamos ver, por ejemplo, como nadie querrá recibir la “pelota envenenada” de regular a fondo el alquiler vacacional, o como la ecotasa volverá a crear eslogans políticos con el único fin de lograr un titular verde.

En definitiva, el nuevo ciclo turístico que ha comenzado exige jugar mejor que nunca nuestras cartas de destino maduro privilegiado y gestionar el Turismo de forma responsable y con visión de largo recorrido, independiente de intereses electoralistas, abordando las asignaturas pendientes sin más dilación: inversiones en infraestructuras, servicios infraestructurales, formación profesional dual y regulación pormenorizada del alquiler vacacional.
¡Feliz Día del Turismo a todos los que tienen una vinculación directa, indirecta o derivada con el sector turístico, es decir, en el caso de Canarias al 95% de su población!  

 ————————————-

Noticias relacionadas:

“Bueno: Las entidades públicas y privadas deben continuar colaborando para tener mejores servicios e infraestructuras turísticas”, en maspalomasahora.com, 27.09.2018.
Menos turistas pero más ingresos, ¿retroceso o más cerca de otro modelo?”, Carmen Porras, en hosteltur.com, 08.09.2018.
“Reyes Maroto: El Gobierno apuesta por la calidad, no por la cantidad”, en hosteltur.com, 04.09.2018.
El ‘timo de la pulsera’ espanta a los turistas del paseo de la Playa del Inglés”, en laprovincia.es, 17.06.2018.
“Casi el doble de italianos en Canarias que hace diez años”, en Canarias7.es, 27.04.2018.
“Alertan de publicidad engañosa para atraer italianos a Canarias”, en cadenaser.com, 16.07.2017.
“El Sur de Tenerife se convierte en la pequeña Italia de Canarias“, en diariodeavisos.com, 05.04.2018.

Posts relacionados en este blog:

“Nuestra FP dual, ¿cerca del modelo alemán?”, abril 2016

Canarias, como potencia mundial del Turismo con 50 años de experiencia, debería ser un modelo a seguir en formación profesional turística, de manera que la región no sólo sea una exportadora de experiencias vacacionales sino también de profesionales preparados a todos los niveles (investigadores, trabajadores de hostelería, etc.). Sin embargo, esto no es así: en el ámbito de formación no sólo es que Canarias no exporte profesionales, sino que sigue teniendo necesidad de importar de fuera perfiles con una determinada preparación (p.ej. en idiomas)…


No comments yet... Be the first to leave a reply!