Balance turístico 2011 y escenarios 2012 (1)

1ª parte: Ocupación, empleo y poder competitivo  

En esta misma fecha del año pasado en el post “Optimismo turístico para el 2011” diferenciaba con relación al turismo entre la crisis económica internacional y la crisis de madurez del destino Gran Canaria, solapándose ambas crisis a partir del 2009. Para el 2011 se preveía a finales del 2010 un aumento de visitantes debido a la recuperación económica en los países europeos emisores de turismo. Se hablaba de una recuperación de más de un millón de visitantes a Canarias, lo cual se va a lograr sobradamente. Se prevé que Canarias cierre el año con poco más de diez millones de visitantes extranjeros (son 1,4 mill. más que en 2010; acumulado enero-noviembre 2011= 9,27 mill. según el Patronato). Gran Canaria cerrará el año con unos 2,80 millones de turistas extranjeros (son unos 300.000 más que en 2010; real acumulado enero-noviembre 2011= 2,55 mill.). Son datos muy positivos, a nivel de Canarias se podría batir el record de llegadas de extranjeros del 2001 (=10,14 millones), mientras Gran Canaria aumenta de forma considerable, aunque no llegará a su récord de 1999 (3,14 millones).

Recordemos que el desequilibrio exógeno del 2009 (crisis económica global) se reestableció en el 2010 y 2011 también de forma exógena (principalmente, gracias a la recuperación de las economías de los países emisores). A esta recuperación se unió a partir de finales de enero del 2011 el efecto norte de África con un devío de turistas hacia Canarias. Las principales claves de la recuperación en el 2011 han sido, por tanto, la recuperación de las economías emisoras y el desvío del norte de África, así como, aunque en mucho menor medida, la bonificación de las tasas aéreas (a pesar de que éste último factor sea utilizado constantemente en el “marketing político” como principal causa de la recuperación).

Sin embargo, los datos positivos de las llegadas de turistas, repetidos hasta la saciedad por dirigentes políticos contabilizándolos como sus méritos propios, no deben eclipsar dos realidades que están ahí y que no son nada positivas:

1) La tasa de desempleo en Canarias

Se ha estabilizado (dramáticamente) en el 2011 en torno al 30%, quedando Canarias como segunda región de Europa con mayor tasa de paro (ver post “La 3ª EPA del 2011”). A finales del 2010 los dirigentes asociaban al aumento previsto de un millón de visitantes unos 80.000 nuevos puestos de trabajo, lo cual hemos podido ver en el 2011 que no ha sido así ni de cerca. Ya a mitad del año podíamos ver claramente que el turismo aumentaba en un 20% pero el empleo apenas se movía; seguíamos con unos 780.000 ocupados totales en Canarias (ver post: “Empleo y ocupación (1)”). A pesar del estancamiento de los ocupados totales, dentro de los sectores económicos sí se observan cambios. Mientras la construcción, la agricultura y la industria pierden empleo, el sector servicios es capaz de generar empleo, pero sólo en la medida suficiente para amortiguar la pérdida de los otros sectores, como vemos en la diferencia entre el primer y segundo trimestre del 2011: ambos trimestres tienen 782.000 ocupados, pero el segundo tiene 16.000 ocupados más en servicios, justo los que se pierden en los demás sectores. Durante el 2011 varias veces surgió la pregunta: ¿Cómo es que no se crea más empleo con 1,4 millones más de turistas extranjeros?

En un post de septiembre (“Empleo y ocupación (2)”) expuse algunas de las razones por las que no aumenta en mayor medida la creación de empleo en el sector servicios: la no proporcionalidad lineal entre “más-clientes” y “más-personal” (+20% de turistas no es +20% de personal); los mecanismos de reacción empresarial para hacer frente a aumentos de ocupación a corto plazo (horas extras, etts,..); la destrucción de empleo dentro del sector servicios en los ámbitos de negocios de restauración y ocio complementario (por efectos del todo incluido, por obsolescencia de conceptos de ocio y restauración complementaria,..); el claro aumento de la economía sumergida. Varias veces durante el 2011 fuimos testigos de una situación ridícula: dirigentes políticos culpando a empresarios por no contratar al personal que ellos, los políticos, denominaban “suficientes” para dar un “servicio de calidad”. Lo cierto es que la principal razón del estancamiento del empleo radica en el estancamiento económico. Si no se facilitan nuevas inversiones muy difícilmente se creará empleo. Apostar por el aumento de la ocupación turística como única vía de creación de empleo, en el marco de las camas turísticas existentes, ha resultado ser totalmente erróneo.

2) El retroceso del poder competitivo de la oferta alojativa grancanaria

El poder competitivo sigue descendiendo durante el 2011 con relación a la oferta de otros destinos competidores. El 2011 destaca internacionalmente como año con un “boom” en inversiones hoteleras, especialmente en la zona Europa-Oriente Medio- África (ver post: “Inversiones hoteleras en la zona EMEA”). Competidores nuestros directos como Turquía o Egipto desarrollan plantas hoteleras nuevas y modernas (ver post “La oferta hotelera internacional crece, se moderniza y evoluciona”).  En Gran Canaria, sin embargo, seguimos supeditando la modernización de la oferta hotelera únicamente a la rehabilitación de la planta obsoleta. Cuando los planificadores vieron a lo largo del 2011 que el aumento de la ocupación turística no creaba empleo en la medida deseada y anunciada, cambiaron el discurso, pregonando esta vez que la rehabilitación de la planta obsoleta crearía 120.000 puestos de trabajo, algo evidentemente imposible, ya por el simple hecho de que la rehabilitación se produce en casos excepcionales, pues para ello en un hotel/complejo deben juntarse las tres condiciones necesarias: consenso de los propietarios, financiación y viabilidad empresarial del proyecto (retorno de la inversión), lo cual en muy pocos casos se da. En la mayoría de los casos es incluso imposible cumplir con uno sólo de los tres requisitos. Además, hemos visto que en los pocos casos que se cumplen para un proyecto estos tres requisitos entra en juego otro factor que frena la renovación: la maraña administrativa, la cual frena y retrasa indefinidamente toda iniciativa empresarial.

Claros ejemplos de este freno administrativo son el Hotel Apolo, que lleva desde el 2009 esperando por la licencia del restaurante, y los apartamentos Santa Mónica, que llevan tres años esperando por la licencia de obras. Nótese que estos dos ejemplos tienen como proyecto final la cama hotelera, pero para la mayoría de las camas obsoletas de Playa del Inglés, casi todas extrahoteleras, es imposible renovar hacia la cama hotelera (por cuestiones de financiación, tamaño del complejo, metros cuadrados de suelo exigido por cama hotelera, entorno, etc.). Y en el caso teórico de que lo hicieran, ¿pretendemos meter con calzador en apartamentos renovados al turista que se ha decantado ya hace varios años por la cama hotelera de 4 o 5 estrellas?

La Ley de Medidas Urgentes (2ª moratoria; mayo 2009) incluye cuatro incentivos teóricos para la rehabilitación, los cuales han fracasado todos (ver 8º mito del post reciente “Leyendas urbanísticas: Los falsos mitos sobre la moratoria turística”). Después de casi tres años de vigencia de la ley “no se ha firmado ni un solo convenio de rehabilitación turística en Gran Canaria y Tenerife” (ver Canarias 7, “La rehabilitación fracasa en Gran Canaria y Tenerife”, 27.12.11, p.10). Desde el pasado mes de enero hemos sido testigos de una campaña de justificación de la Ley de Medidas Urgentes por parte del Ejecutivo. Durante todo el 2011 el “marketing político” nos lanzaba noticias de convenios y renovaciones, últimamente con el dato de 107 iniciativas de rehabilitación que afectarían a unas 20.000 camas obsoletas. Si bien cualquier noticia que comunique la renovación de una cama obsoleta siempre es positiva,  lo cierto es que de las 107 supuestas iniciativas tan sólo 9 proyectos se encuentran “firmados y en marcha” (7 en Puerto del Carmen y 2 en Corralejo), otras 27 iniciativas están “cerradas pero con los convenios pendientes de firma” y las restantes 71 iniciativas “se encuentran aún sobre la mesa de negociaciones” (ver Canarias7, 27.12.11), entre estas últimas, por lo visto, unos 50 proyectos en Playa del Inglés, San Agustín y Maspalomas. Es decir, después de casi tres años sólo están en marcha 9 proyectos (ni uno sólo en Gran Canaria), la mayoría de ellos sustituyendo camas por pequeños locales comerciales o aparcamientos; vemos con ello que la Ley de Medidas Urgentes ha fracasado en todos los aspectos.

Se ha podido en el 2011 ver que basar la única vía de crecimiento económico en la rehabilitación de las capacidades ya existentes no es suficiente para aumentar el poder competitivo, ni tan siquiera para mantenerlo. Si no se hace nada nuevo (por la prohibición de la moratoria), a la vez que lo que está no se renueva y, además, el mercado expulsa a una importante parte de lo que hay (camas extrahoteleras obsoletas) el resultado es un deterioro del poder competitivo global de la oferta alojativa del destino, tanto cualitativo (lo que está envejece y no se hace nada nuevo) como cuantitativo (se pierden camas turísticas a un ritmo acelerado, Gran Canaria pasa de unas 150.000 camas turísticas en los años 90 a tener unas 128.000 en el 2011). Y si a todo ello se suma que las infraestructuras turísticas no son renovadas, la competitividad de la oferta alojativa retrocede, justamente la situación en la que nos encontramos desde hace tiempo en Gran Canaria.

En definitiva, los datos muy positivos de la ocupación turística no deben eclipsar otros datos, como los del desempleo o la pérdida de poder competitivo de nuestra oferta alojativa,  lo cual debe invitar a la prudencia ante titulares eufóricos de récords de visitantes. En este contexto, ¿qué escenarios se plantean a medio-largo plazo para el destino turístico Gran Canaria? Los posibles escenarios futuros son tratados en la segunda parte del artículo.

 

Artículos relacionados en este blog:
“Optimismo turístico para el 2011”, 30 de diciembre 2010.
“Leyendas urbanísticas: Los falsos mitos sobre la moratoria turística”, 6 de diciembre 2011.
“La oferta hotelera internacional crece, se moderniza y evoluciona”, 14 de noviembre 2011.
“Inversiones hoteleras en la zona EMEA”, 13 de septiembre 2011.
“Empleo y ocupación: ¿por qué no crecen proporcionalmente? (1)”, 3 de septiembre 2011.
“Empleo y ocupación: ¿por qué no crecen proporcionalmente? (2)”, 3 de septiembre 2011.
“La 3ª EPA del 2011 y los límites de la rehabilitación alojativa”, 28 de octubre 2011.

Noticias y artículos relacionados:
“La rehabilitación fracasa en Gran Canaria y Tenerife”, en Canarias7, 27 de diciembre 2011.
”Los 50 proyectos de renovación caen a la mitad por falta de inversión y pretensiones de edificar”, en La Provincia, 02 de enero 2012.


No comments yet... Be the first to leave a reply!