Fin del cambio de hora «a lo Brexit»

Hoy adelantamos nuestros relojes de nuevo al horario de verano, pero parece ser que será uno de los últimos cambios que haremos. En principio, según la Comisión Europea, éste iba a ser el último (o penúltimo, según qué horario -verano o invierno- elija cada país), pero el Parlamento Europeo ha retrasado para el 2021 la supresión del cambio de hora, de manera que los países de la UE que opten por el horario de verano cambien la última vez sus relojes en marzo de 2021 y los que se decidan por el horario de invierno lo hagan en octubre de 2021.

Aún quedan dos años y ya veremos si realmente ello se lleva a cabo de esta manera (¿horario de verano permanente?, ¿cada país elije su horario?,..), máxime cuando en la consulta popular sobre el cambio de horario de 2018 se han visto paralelismos con el Brexit: baja participación (1% de la población europea) y desinformación del votante (la mayoría votó a favor de la supresión de los cambios de hora para mantener todo el año el horario de verano sólo para así alargar las tardes en invierno). Es decir, que los votantes no conocían todas las consecuencias ni la complejidad de lo expuesto a consulta. Buena muestra de ello es que la comisión de expertos a la que el Gobierno español encargó el análisis de cuál es el mejor horario permanente (invierno o verano) concluyó hace unos días que «no ha llegado a ninguna resolución concluyente, habida cuenta de la gran cantidad de repercusiones de impacto que tiene esta medida en campos como el económico o el cultural» (elpais.es, 25.03.19).

España se queda en el huso horario de Berlín… así, ¿sin más?

Por otro lado, lo que sí concluyó dicha comisión es que España no volverá a su huso horario de antes de la Guerra Mundial (horario de Reino Unido, Portugal y Canarias) y se quedará en el actual huso horario (el de Alemania, Francia, etc.). Esto puede resultar sorprendente en vistas a lo planteado por la Comisión Nacional de Racionalización de Horarios durante los últimos años, que argumentaba que la vuelta al horario de Greenwich conllevaría «un beneficio con respecto al nivel de la energía de las personas, a la motivación, a las conductas de sueño, a los patrones alimenticios o al calor corporal” (la vanguardia.com, 28.10.17).

Fuente de la viñeta: Padylla.com. (Evidentemente, la hora de salida del sol por sí solo no cambiará la situación del trabajador en desempleo, pero en caso de volver España finalmente a su huso horario original [GMT+0] y Canarias cambiar también su huso en una hora para mantener la diferencia [al GMT-1], entonces sí es previsible que el desempleo empeore; ver argumentación en el post de este blog «Canarias ante los cambios de hora» )

No obstante, también hay nuevos argumentos económicos a favor de mantener el huso centroeuropeo, como el actual alejamiento del Reino Unido de la UE, que podría hacer más interesante para España permanecer en el huso de Alemania, Francia e Italia (GMT+1) que volver al de Portugal e Inglaterra (recordemos que Portugal ya intentó cambiar al horario centroeuropeo). En todo caso, para corregir el desfase de horas de sueño del español son vitales otras medidas como la adecuación de los horarios de trabajo, de comida y de los «prime-time» (hora de comienzo de la programación TV de máxima audiencia). Por ejemplo, no resulta lógico que en dos países con el mismo huso horario, como Alemania y España,  el primero tenga el prime-time a las 20:15 y el segundo a las 22:40 (21:40 en Canarias), teniendo ambos horarios similares de comienzo de trabajo. Ésta es una de la principales razones por la que el español duerme menos que el resto de los europeos y, en teoría, este desfase puede ser corregido sin cambiar el huso horario.

Por tanto, hay argumentos que soportan la conservación del actual huso horario de la Península española. Sin embargo, lo que más sorprende en la conclusión de la comisión española de expertos es la separación entre ambas cuestiones horarias, es decir, que por un lado dictamina que España permanecerá definitivamente en su huso horario, pero por otro lado pospone la selección del mejor horario permanente (invierno o verano) para el 2021, como si ambas problemáticas no tuviesen nada que ver entre ellas. ¿Podría darse el caso de algún escenario ventajoso precisamente por la combinación entre ambas cuestiones? Veámoslo:

(1) Horario permanente de invierno

En caso de llevarse a cabo la supresión del cambio de hora es altamente probable que éste sea el horario permanente, pues de lo contrario en ciudades como Barcelona o Madrid el sol saldría en diciembre y enero después de las 9, por no decir en Galicia a las 10 de la mañana. La perpetuación del horario invernal supondría que el invierno se quedaría igual y en verano el sol saldría y se pondría una hora antes. Por ejemplo, para Benidorm (Costa Blanca) supondría que el 1 de agosto, en vez de salir el sol a las 07:03 lo haría a las 06:03 y en vez de ponerse a las 21:13 lo haría a las 20:13. Evidentemente, para un país turístico una pérdida de una hora de luz en la tarde veraniega supone un posible perjuicio. Sin embargo, más aún lo supondría la supresión de otra hora más, que resultaría si combináramos este horario permanente de invierno con la vuelta de España al huso horario de antes de Franco. En tal caso, en Benidorm anochecería a principios de agosto a las 19:13. Con ello vemos que la combinación entre horario invernal fijo y cambio de huso horario de España no aparenta ser compatible, lo cual ratifica la decisión de los expertos de permanecer en el huso GMT+1.

(2) Horario permanente de verano

A pesar de que la amplia mayoría de los votantes europeos tuvieron esta opción en mente al votar por el «SI» en 2018 (mayoría del 84%), es improbable que éste sea nuestro futuro horario fijo. Recordemos que anteriormente casi todos los intentos de “prolongar” el verano han tenido que dar marcha atrás en diferentes países (Chile en 2015, Rusia en 2011-14, Reino Unido en 1968-71 y Portugal en 1967-75 y en 1992-96). Aún así, veamos qué escenario ficticio obtendríamos de la combinación con el cambio de huso:

Siguiendo con el ejemplo de Benidorm, la perpetuación del horario de verano supondría para el destino turístico mantener su actual salida y puesta de sol en agosto (07:03 y 21:13), pero retrasar una hora la misma en invierno: por ejemplo, el 1 de enero, en vez de salir el sol a las 08:19 y ponerse a las 17:50, lo haría a las 09:19 y 18:50, respectivamente. Si bien se ganaría una hora de sol por la tarde, la hora de salida del sol podría ser tarde para la actividad económica (es la razón principal por la que este horario es difícil que se imponga).  No obstante, si ahora combinamos este escenario con el cambio de huso (de GMT+1 a GMT+0), vemos que la hora de más del invierno es neutralizada (en Benidorm seguiría amaneciendo a las 8:19 en enero) y en el verano amanecería y anochecería una hora antes (en Benidorm a las 06:03 y 20:13), que es exactamente el mismo resultado que la aplicación en solitario del horario fijo de invierno. Por tanto, en este caso sí se podría obtener a través de la combinación de ambas cuestiones un escenario solar más beneficioso para la conciliación de la vida laboral y familiar, así como para las conductas de sueño; de ahí que resulte extraño que la comisión de expertos haya decidido separar ambas cuestiones y zanjar aisladamente el cambio de huso horario.

En definitiva, al margen de estos hipotéticos escenarios, el debate de horario invierno-verano muestra que Europa debería reconsiderar los resultados de la consulta de 2018, al no haber dispuesto los votantes de una información completa. Es muy probable que si los votantes hubieran sabido de antemano que el nuevo horario permanente sería probablemente el horario de invierno, se habría producido un resultado radicalmente distinto con una victoria del «NO» (=mantener los dos cambios de hora al año)… es decir, igual que con el Brexit.

———————————-  

Artículos o noticias relacionadas:

«España mantendrá su huso horario actual y el cambio de hora estacional», en elpais.es, 25.03.2019.
«Los españoles duermen una hora menos que el resto de los europeos», abc.es, 10.05.2013.


Entrevistas relacionadas:

«Sería muy perjudicial para Canarias atrasar una hora más el horario», Antonio Garzón, entrevista para Antena 3, 04.09.2018.

Artículos relacionados en este blog:

«Canarias ante los cambios de hora», 04 de septiembre 2018.

«Titulo intencionadamente este post con los cambios de hora, pues estamos ante dos discusiones muy diferentes con relación a la hora: por un lado, el debate que ha resucitado Juncker el pasado viernes con la propuesta de una hora “plana” para toda la Unión Europea (es decir, no cambiar la hora durante el año) y, por otro lado, el que la Península española vuelva a su horario de antes de la segunda guerra mundial, pasando del actual horario GMT+1 al GMT+0…«

«Cambios de hora discutibles», 30 de octubre 2017.

«Ayer hemos vuelto a cambiar los relojes al horario de invierno. Durante los últimos años cada cambio ha reabierto la polémica con relación a la necesidad del cambio de hora, sea por estar disconforme con perder una hora de sol por la tarde, por cuestionar el supuesto ahorro energético del cambio de hora o ya, de forma más general, por la discusión sobre el correcto huso horario de España…»

«Una hora más de sol en Baleares?», 13 de noviembre 2016.

Son las 3 de la tarde, una hora menos en Canarias y una hora más en Baleares“… ¿se anunciarán así en el futuro los telediarios nacionales? Pues así sería, si se hubiera llevado a cabo la medida propuesta por el Parlament Balear el pasado 25 de octubre, que consistiría en no haber cambiado la hora a finales de octubre y haber mantenido el horario de verano, es decir, adoptar el horario GMT+2 con una hora de diferencia a la Península (GMT+1) y dos horas con respecto a Canarias (GMT+0)…»

sol

«Una hora más de sol por la tarde en invierno?», 17 de abril 2014.

«…La semana pasada, pocos días después del cambio al horario de verano, el Concejal de Turismo de San Bartolomé de Tirajana hizo la siguiente propuesta: no cambiar la hora durante todo el año, lo cual equivale a adoptar el horario GMT+1 en invierno y mantener el horario GMT+0 en verano (es decir, en invierno tendríamos el mismo horario de la Península y Europa Central, p.ej. Alemania, mientras que en verano mantendríamos la habitual hora menos que estos países y la Península, pues ellos seguirían cambiando sus horarios en marzo y octubre). En cuanto a la luz solar, ello supondría para Canarias….»

horario-Canarias

«¿Otra hora menos en Canarias?», 24 de octubre 2013.

«Esta semana pasaremos al horario de invierno, retrasándose los relojes en una hora durante la madrugada del domingo. Hace exactamente un mes el Ejecutivo canario barajó la hipótesis de reducir otra hora más nuestro horario, en el caso de que la Península volviese al horario de Greenwich, atribuyendo a ello una ventaja para el turismo. ¿Sería realmente beneficioso reducir otra hora más? Veamos cómo se ha producido el debate del cambio de horario y qué efectos positivos y negativos podría tener sobre el turismo en Canarias:…»


No comments yet... Be the first to leave a reply!