2018: ante un nuevo ciclo turístico

Hemos cerrado el 2017 con el mayor número de visitantes a Canarias de la historia y todo parece indicar que terminan los años de bonanza (semi-)artificial y se abre un nuevo ciclo turístico que viene acompañado de muchas incógnitas como, por ejemplo, el comportamiento del turista con relación al restablecimiento de la seguridad en los destinos competidores de Canarias. En este post comento algunas claves del 2018, que promete ser un año turísticamente muy interesante:

2018: ¿pinchazo de otra burbuja económica en Canarias?   

¡Pues no! Las burbujas suelen tener una relación causa-efecto clara, como vimos en los dos casos de la década pasada: la burbuja inmobiliaria condicionada por créditos muy accesibles y la burbuja de la moratoria condicionada por la caducidad de las licencias en vigor, las cuales  pincharon casi a la vez en 2007/8.  Para evaluar similitudes o diferencias con la actual situación, tenemos que ver, antes que nada, las causas del crecimiento de visitantes de los últimos años: Circula un titular simplón que afirma que los récords turísticos habrían venido inducidos sólo por los “turistas prestados” y que, ahora que la seguridad en los destinos competidores se restablece, Canarias perdería a esos turistas (4M desde el 2011). Pero no es así; el Turismo no es tan simple. Otras variables han intervenido en paralelo en la afluencia de turistas, como son el crecimiento de la demanda real por Canarias influida por promoción y gestión de producto bien hecha y el aumento de la oferta alojativa en miles de camas no regladas de alquiler vacacional. Estamos, por tanto, ante un crecimiento multicausal. El que ahora uno de estos factores presente un muy probable retroceso, aún sin cuantificar, no es suficiente para hablar del pinchazo de una burbuja.

Sin embargo, si nos centramos sólo en el crecimiento explosivo del alquiler vacacional, sí que podemos ver una evolución de tipo “burbuja”, incluso de triple efecto: burbuja en la oferta de viviendas vacacionales (al no haber ningún control -excepto el del mismo mercado- cualquier vivienda, cuarto o infravivienda puede comercializarse) y burbujas en mercado inmobiliario de venta y de alquileres (poca oferta en ambos casos con precios altos). El “pinchazo” de esta triple burbuja estaría supeditado a una regulación y control contundente de la actividad, lo cual reduciría la oferta de “camas pseudo-turísticas” y volvería a elevar el número de objetos de venta y de alquiler residencial.

Por tanto, en términos generales no podemos hablar de un “efecto burbuja”, pero si contemplamos aisladamente el alquiler vacacional sí podría estar dándose el caso dentro de esta tipología alojativa, sin descartar la posibilidad de un “pinchazo”.

¿Canarias ha fidelizado “turistas prestados”?

Al aumentar la percepción de seguridad en los destinos competidores las aerolíneas van restableciendo sus conexiones, por lo que las reservas para Turquía, Túnez y Egipto evolucionan de forma muy positiva para el próximo verano (ver artículo de Xavier Canalis). En este contexto, ¿ha habido en Canarias una línea clara en el esfuerzo por la fidelización del “turismo desviado”?

Un ejemplo llamativo de dejadez de la Administración es el caso de los 10 chiringuitos de la Playa del Inglés, que costaron 536.000 euros y llevan desde finales del 2014 guardados en una nave esperando un permiso medioambiental.

En el sector privado no ha habido una línea clara al 100%; mientras una gran parte de los alojamientos turísticos sí ha renovado y apostado por una mejora de servicios en pro de la fidelización, también hemos visto el extremo contrario, es decir, los que no han hecho mejora alguna y han confundido la parte de demanda artificial con una demanda real. Donde sí ha habido una línea clara ha sido en el sector público, pero en sentido negativo. La apuesta por la modernización de infraestructuras turísticas ha sido y sigue siendo nula, limitándose a “intervenciones puntuales, inconexas y aisladas” que ni siquiera se acercan a “la necesaria estrategia integral de renovación del espacio turístico” (ver post de este blog: “Paradojas turísticas”).

Alquiler vacacional: ¿hacia dónde vamos?     

Mesa de debate sobre el alquiler vacacional en el V Foro de Turismo Maspalomas integrada por: Nicolás Villalobos (Cordial), Doris Borrego (ASCAV), Jose María Mañaricúa (FEHT) y Xavier Canalis (Hosteltur).

Sin duda alguna, el aumento de la oferta alojativa en decenas de miles de camas de alquiler vacacional es el fenómeno de la década. Un estudio del 2016 encargado por la Consejería de Turismo a la consultora InAtlas cifró en 121.847 las camas vacacionales en Canarias (solamente las visibles en las plataformas de internet). Recordemos que Canarias tiene unas 450.000 camas turísticas, por lo que la oferta detectada en internet supone aprox. un 25% de las camas regladas.
En este crecimiento explosivo podemos diferenciar una primera etapa de euforia (2014-2015), en la que el alquiler vacacional encontró oído entre los políticos por su argumento popular “reparto de riqueza a otras capas de la sociedad”, y una segunda etapa de desequilibrio (2016-2017) en la que esta actividad manifestó de lleno sus efectos económicos distorsionadores en el mercado inmobiliario de venta y alquileres, siendo aún poco visibles sus efectos a medio-largo plazo (baja tributación, competencia desleal, peligro de albergue de criminales,..).  Ahora empieza para el alquiler vacacional una tercera etapa de gran incertidumbre, pues caben todos los escenarios posibles, desde el extremo más positivo al más negativo:

En el extremo positivo estaría una regulación adecuada, también para zonas turísticas, y su control contundente, lo que posibilitaría la tributación de los propietarios que alquilan conforme a los estándares establecidos y podría contribuir a equilibrar el mercado inmobiliario. Sería deseable que las medidas de control sobre la tributación establecidas recientemente por el Consejo de Ministros (las plataformas deberán identificar a inquilinos y caseros), que entrarán en vigor a partir de julio, vayan acompañadas de una regulación paralela del control cualitativo y operativo de la actividad.

En el extremo negativo estaría el regular de nuevo sin establecer un control (recordemos que actualmente la actividad está prohibida en zonas turísticas, pero nadie se atiene a ello). Ello no haría más que aumentar la anarquía actual, lo que podría agravarse más por el posible trasvase de camas regladas al alquiler vacacional. Como decía el representante de la FEHT en una mesa de debate en el V Foro de Turismo Maspalomas: “O competimos todos con las mismas condiciones o nos quitamos la “H”  y nos ponemos todos el “AV” en la puerta del establecimiento”.

Además, en el caso de producirse una pérdida de clientes hacia Turquía, Egipto y Túnez, es previsible que ello afectaría más a los hoteles con Todo Incluido, lo que podría llevar a una guerra de precios y a mostrar de lleno los efectos de la competencia desleal, hasta ahora apenas visible por disfrutar todos de altas ocupaciones.

Overtourism, el debate está servido…  

Overtourism: uno de los temas principales de debate de la próxima feria ITB en Berlín (marzo 2018)

El debate turístico del 2018 ya tiene nombre: overtourism (“turistificación”). Se ha convertido en uno de los temas principales de foros y ferias turísticas, como el pasado mes de noviembre en la WTM en Londres, en diciembre en el V Foro Internacional de Turismo Maspalomas, este mes de enero en el Foro Exceltur en Madrid o el próximo mes de marzo en la ITB en Berlín. Sin duda, va a dar mucho que hablar, además de que va muy estrechamente relacionado al crecimiento del alquiler vacacional.

Volveremos a oír con frecuencia en el 2018 los términos “capacidad de carga”, “turismofobia” y “sostenibilidad”; la cuestión es si se utilizarán de una forma constructiva o mantendremos en Canarias la demagogia y el populismo con relación a estas cuestiones, volviendo a confundir el desarrollo sostenible con “crecimiento cero” y el turismo sostenible con “productos turísticos verdes” dirigidos a unos micro-segmentos. Sea como fuere, no deja de ser paradójico que en Canarias, una de las regiones turísticas más importantes a nivel mundial, cuestiones básicas de sostenibilidad sigan sin definición y sujetas al populismo subjetivo del planificador de turno y no se disponga de un Observatorio Turístico para un seguimiento objetivo de las tendencias. ¿Es normal que a estas alturas del desarrollo turístico se redacte ahora el primer plan estratégico de Canarias que pretende calcular la “capacidad de carga”?

Y, finalmente, comento un titular confuso que oímos últimamente cada vez más:

¿Es necesario un cambio de modelo turístico?

No. Tenemos que tener claro que nuestro modelo turístico es el que es: el turismo de sol&playa complementado por una rica diversidad de productos turísticos (deporte, salud, etc.) que, en combinación con el clima canario, conforman una oferta única a nivel mundial. Lo podremos complementar, modernizar y mejorar…pero no lo podemos cambiar, tal como pretenden algunos políticos de turno que siguen denostando el sol&playa y el turismo de masas. Entre las cuestiones de mejora del modelo turístico estaría, sin duda, una gestión con visión de largo plazo más eficiente, es decir, una gestión estratégica del Turismo más despolitizada y profesional.

 

Termino este post agradeciendo a todos mis lectores el seguimiento que han venido haciendo de este blog durante el 2017.
¡Les deseo todo lo mejor para el 2018!

—————————————-

Artículos o noticias relacionadas:
“El turismo en 2018: diez claves para entender el año”, Xavier Canalis en hosteltur.com, 03.01.2018.
“Oleada de venta de pisos turísticos por la nueva Ley de Turismo balear”, en tourinews.es, 10.01.2018.
“El Gobierno obligará a Airbnb a identificar a inquilinos y caseros”, en hosteltur.com, 30.12.2017.
“Pisos turísticos y renta a car entran en el radar de la lucha antiterrorista”, en hosteltur, 28.12.2017.
“Buenas noticias del DRV para el sector turístico de Turquía”, en tourinews.es, 29.12.2017.
“La normalización del alquiler vacacional genera división sobre la legislación”, en foroturismomaspalomas.com, 16.12.2017.
“Airbnb: el fenómeno que pone en jaque a toda la industria”, Xavier Canalis en hosteltur.com, 14.11.2017.
“Egipto, Turquía y Túnez volverán a plantar cara a España en 2018”, Xavier Canalis en hosteltur.com, 26.10.2017.
“El Gobierno de Canarias analiza el alquiler vacacional y lo cifra en 28.188 viviendas”, en gobiernodecanarias.org, 15 de julio 2016.


2 Responses to “2018: ante un nuevo ciclo turístico”

  1. Estupendo post, Antonio

    en línea con lo que apuntas al final, respecto al modelo turístico, ya en 2015 en la feria ITB de Berlín se apuntó esta reveladora tendencia: los viajes internacionales a destinos de playa así como a ciudades son las vacaciones que más han crecido en los últimos cinco años a nivel mundial, según apunta IPK. Enlace >> https://www.hosteltur.com/111466_playas-ciudades-ganadoras-absolutas-turismo-global.html