Ryanair versus Dieta Dukan (y2)

2ª parte: ¿Estrategias temerarias?  

En la primera parte de este post había identificado dos paralelismos entre las estrategias de la aerolínea Ryanair y la dieta Dukan: el marketing agresivo y el corto plazo unido a la desinformación.

Como tercer paralelismo se trata en esta segunda parte la conflictividad que han suscitado ambas estrategias, siéndole incluso atribuidas suposiciones de peligros potenciales para los consumidores. La seguridad en Ryanair o la salud en la dieta Dukan podrían estar condicionadas, según críticas, a objetivos extremos de rentabilidad, asumiendo en sus respectivas filosofías aparentes carencias en seguridad en el transporte, en el caso de la aerolínea, así como aparentes omisiones de veracidades científicamente comprobadas en los consejos nutricionales, en el caso de la dieta. En ambos casos se habla de posibles riesgos que pueden ser agudos, a corto o largo plazo, para la propia vida o salud del consumidor.

Veámoslos:

(3) Estrategias conflictivas con posibles peligros potenciales para los consumidores  

Ryanair

En el caso de Ryanair el posible riesgo para el pasajero se podría derivar de una política extrema de rentabilidad. Un vídeo grabado por dos azafatas de incógnito (que en realidad eran periodistas británicas) muestra toda una serie de imprudencias (publicado en hosteltur.com, 10.09.12). Una de ellas, donde se escatima en seguridad, es el obligar a la tripulación a mantener el avión en tierra el mínimo tiempo posible: sólo 25 minutos. Ello no da margen de tiempo para que entre el equipo de limpieza del aeropuerto en el avión, por lo que la tripulación es la que, rápidamente, retira los residuos gruesos del avión. “A veces recibimos a los pasajeros del siguiente vuelo con la basura en la mano”, decía una azafata en el citado vídeo grabado por las dos periodistas. El peligro que puede suscitarse para la salud en este caso es que los lavabos no son limpiados debidamente, por lo que podría existir riesgo de que los nuevos usuarios puedan contraer alguna infección. En un post anterior comentaba el caso en el que un reportero alemán de RTL demostraba que no se limpiaban los lavabos tomando muestras que hizo analizar. Los análisis de las muestras tomadas de las superficies de los lavabos por el reportero en el trayecto de vuelta fueron contundentes: El valor máximo para medir la suciedad orgánica está establecido en el valor 500 UN (unidad para medir la suciedad orgánica) y las muestras tomadas presentaron el valor 6.320 UN, doce veces por encima de lo que establecen las normas (ver post: “RTL cuestiona la higiene en Ryanair”).

Además, según el vídeo de las dos periodistas tripulantes de incógnito – las dos supuestas azafatas-, se puede constatar que el poco tiempo que el avión permanece en tierra se lo pasan prácticamente limpiando y no les da tiempo a revisar otros aspectos de seguridad básicos, como son los chalecos. La revisión de los chalecos salvavidas es un procedimiento de seguridad establecido a nivel internacional. Una de las azafatas grabadas afirmaba: «Si pagas un penique por el billete, no esperes encontrar chaleco salvavidas bajo el asiento. No te da tiempo de revisar y comprobar que todo está bien. Esto es Ryanair” (hosteltur.com, 14.01.13).

De la misma manera, las prisas para cumplir los horarios hacen que, en ocasiones, no se coteje debidamente que los nombres de la tarjeta de embarque se correspondan con los de los pasaportes, por lo que se puede dar cabida a que una persona que ha reservado pueda ser suplantada por otra. Según el mismo vídeo, también se produce un exceso de fatiga de la tripulación por el número de horas de trabajo seguidas e incluso los pilotos trabajan, también según el vídeo, al límite de las 900 horas de vuelo anuales máximas reglamentadas.

No obstante, el factor donde más podría existir un posible peligro para el consumidor podría residir en una política recatada en la carga de combustible del avión que, si bien está demostrado que a menos combustible menos peso y con ello reducción de costes y de tiempo de vuelo, no es menos cierto que siempre será de lógica prudencia el apostar por la seguridad del vuelo con una sobrecarga razonable de combustible que permita a la nave dirigirse a otro aeropuerto con holgura si el de destino tuviese problemas de aterrizaje. En todo caso, la carga de combustible adecuada a cada trayecto de vuelo se supone que es obligación y responsabilidad del piloto y no sujeta a estrictas normas de las compañías aéreas. Los hechos acontecidos el pasado año en los que tres aviones de Ryanair tuvieron que  dislocarse el mismo día del aeropuerto de Madrid al de Valencia, a  consecuencia de malas condiciones meteorológicas en Madrid, y solicitar prioridad de aterrizaje por escasez de combustible en Valencia, ponen de relieve y manifiesto la importancia que tiene en la seguridad aérea que los aviones vuelen dotados de suficiente combustible de emergencia para tales situaciones. Si bien Ryanair en todo momento ha asegurado que los pilotos disponen de total autonomía en cuanto a la cantidad de combustible necesaria para cada vuelo, las declaraciones anónimas de un supuesto comandante de la aerolínea irlandesa, entrevistado en una fecha indeterminada por el programa Equipo de Investigación y emitidas por la Sexta el pasado día 11, siembran la duda (“Ryanair tienen una liguilla de combustible, con un ranking de los que más y menos gastan”).

Al margen de los posibles peligros para los usuarios derivados de las supuestas imprudencias en materias de seguridad, el modelo de negocio de la low-cost conlleva el añadido de un riesgo para la economía de los destinos turísticos en los que este modelo de transporte aéreo ha conseguido una alta cuota de pasajeros. Una vez que se permite a la compañía crecer al amparo de subvenciones hasta una posición dominante, suele aprovechar la situación de fuerza amenazando con cerrar o reducir rutas, pudiendo verse afectadas de golpe varias conexiones, vitales para el turismo, las cuales no podrían ser sustituidas con la rapidez con la que desaparecerían. Son conceptos comerciales de fácil y rápida dislocación y con la misma rapidez que se instalan se recogen; algunos aeropuertos españoles lo han podido constatar (“política de tierra quemada”).

Dieta Dukan

Entre los alimentos prohibidos durante las dos fases iniciales de la dieta Dukan está la amplia mayoría de los carbohidratos (incluida, por tanto, la fibra), las frutas y también el aceite de oliva. La falta de fibra puede causar estreñimiento y aumentar el riesgo de enfermedades como cáncer de colon, mientras que el consumo limitado de productos lácteos, frutas y verduras puede originar deficiencias de calcio, vitaminas y ciertos minerales importantes como el hierro. En el reportaje del Equipo de Investigación emitido por la Sexta el 11.01.13 pudimos ver el caso de una persona que se mantuvo durante 8 meses en la fase de crucero, es decir, sin apenas ingerir fibras, frutas y aceite de oliva. Desde el punto de vista nutricional estas restricciones dietéticas son seriamente cuestionables.

Además, la dieta no sólo es desequilibrada, sino que también es hiperproteica (alta en proteínas). Normalmente se recomienda a una persona normal una ingesta de aprox. 1,0 gramos de proteínas por kilo de peso corporal, aumentándose la ingesta según la actividad física del individuo, pero sin exceder los 1,8 gramos por kilo, excepto determinados casos concretos (como p.ej. deportistas de alto rendimiento). Las proteínas producen deshechos (como el ácido úrico), los cuales pueden causar daños en el riñón. Al practicar la Dieta Dukan, donde predominan las proteínas en las fases iniciales sin límites en cuanto a las cantidades ingeridas, es muy probable que se produzca un exceso de proteínas. En su obra Dukan reconoce el peligro de los residuos de las proteínas, pero asegura que bebiendo 1,5 litros de agua al día dicho peligro no existiría y denomina como “sempiternos gruñones y proveedores de rumores” a los que afirmen lo contrario.

La dieta Dukan ha sido criticada por varias asociaciones del sector nutricional, como la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas, que señala que “su éxito radica en una feroz campaña de marketing, una web interactiva y el respaldo de famosas, pero en el fondo sólo es una dieta hiperproteica y desequilibrada” y califica la dieta de “ineficaz y fraudulenta”. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) apunta que “aunque es cierto que de esta manera puede darse una rápida pérdida de peso, los inconvenientes superan con mucho a las ventajas”; entres los inconvenientes indica que el régimen “puede afectar al funcionamiento de hígado y riñones, provocar estreñimiento o generar fatiga y calambres, entre otras molestias”. La «Orden de Médicos de Francia» ha demandado a Dukan por infringir el código de deontología médica, pues considera que antepone el interés comercial a su profesión violando, entre otros, el artículo 19 del código deontológico por el cual «la medicina no puede entenderse como un negocio».

Conclusiones

Por tanto, estamos en ambos casos ante supuestas temeridades difíciles de cuantificar en posibles daños:  en el caso de Ryanair se observa una apuesta sistemática por operar en plena “zona gris” de la ley, esa franja legal donde todo vale, donde un hilo muy fino separa entre ser el “genio de la industria del transporte” o ser el “superman temerario del aire”; en el caso de Dukan la zona gris se nubla más aún, pues los supuestos efectos nocivos sobre la salud sólo serían visibles a largo plazo.

Se han señalado tres paralelismos entre los conceptos de Dukan y O’Leary, pero no sería justo terminar este post aquí sin señalar las aportaciones de ambos al bienestar general. Si bien las tres cuestiones comparadas en este post tienen connotaciones negativas, con ello no se pretende ni debe eclipsar el innegable paralelismo positivo entre los dos conceptos: ambos han revolucionado los sectores del transporte aéreo y de la dietética del siglo XXI con visiones poco tradicionales y dinámicas:

¿Qué han aportado Ryanair y la dieta Dukan? 

Ryanair

La aerolínea irlandesa le ha dado forma al concepto del “tranvía aéreo”, volar se hace tan fácil y asequible como “coger la guagua”. Los precios económicos de los billetes han movilizado segmentos que antes no viajaban o viajaban menos. Ello ejerció presión sobre los precios globales del transporte aéreo, aunque en algunas ocasiones compitiendo “deslealmente” por las subvenciones recibidas. Su flexibilidad operativa le permitió abrir y cerrar bases y rutas con rapidez, creando conexiones directas que ningún competidor tradicional había ofrecido antes. Con ello se crearon conexiones con destinos que no disponían de conectividad alguna, todo ello implicando la creación de una importante cantidad de puestos de trabajo que se constituyeron como consecuencia de esta actividad. Además, el auge de las líneas de bajo coste impulsó de manera importante el canal de distribución directo del hotelero, ya iniciado desde la liberalización de los vuelos chárter en los años 90, cuando ya las líneas chárter podían vender oficialmente el “seat-only”.

Dieta Dukan

En el caso de la Dieta Dukan, y a pesar de todo lo comentado sobre sus posibles potenciales peligros sobre la salud y las constantes denuncias de asociaciones de médicos y nutricionistas, su éxito no se puede negar: más de 24 millones de libros vendidos y una gran comunidad de seguidores que corroboran el éxito de la dieta. ¿Se pueden equivocar tantos millones de consumidores? ¿Qué ha aportado la dieta Dukan a la Nutrición & Dietética?

Los consumidores de esta dieta se podrían diferenciar en tres grupos principales: los que abandonaron la dieta durante las primeras dos fases (normalmente por cansancio, mareo, desvanecimiento y/o estreñimiento); los que practicaron la dieta con éxito (grandes pérdidas de peso), pero al cabo de unas semanas o meses recobraron todo el peso perdido (“efecto rebote”); y los que lograron resultados positivos claramente visibles y pudieron mantener el peso conseguido a largo plazo. Si analizáramos con lupa este último grupo de éxito, que según la dieta Dukan estaría siguiendo de por vida la cuarta fase de “estabilización”, posiblemente veríamos que una parte importante del grupo habría aprendido y asumido los efectos que los alimentos producen en su metabolismo y a partir de un momento dado (entre la segunda y cuarta fase de Dukan) habría abandonado la dieta y desarrollado su propio plan nutricional con hábitos más saludables, como, por ejemplo, el consumo regresivo de carbohidratos (ir de más a menos según avanza el día) en vez de suprimirlos totalmente. En este caso la dieta Dukan facilitaría el inicio del régimen al ser altamente motivadora por la rapidez de los resultados visibles y la ausencia de restricciones cuantitativas, momento a partir del cual la persona con sobrepeso iría aprendiendo cómo reacciona su cuerpo ante cada alimento o grupo alimentario (algunos, al iniciar la dieta, no conocían la diferencia entre una proteína y un carbohidrato) para, finalmente, encontrar durante este proceso su propio modo de nutrición estable y más saludable con relación al que tenían y al que propone Dukan. Este resultado, a pesar de ser un efecto indirecto de la dieta Dukan, también podría ser considerado como un éxito de la misma.

Además, en determinados casos de obesidad mórbida (obesidad tipo III con índice de masa corporal mayor de 40), donde la dieta Dukan ha producido una rápida pérdida de peso, quizás habría que asumir efectos secundarios aplicando una “teoría del mal menor”: ¿No habría sido peor el haber seguido el paciente en su anterior estado con patentes riesgos cardiovasculares que el aumento temporal de efectos secundarios de la dieta Dukan como los riesgos de daños renales o, incluso, el aumento de riesgo de cáncer de colon? En todo caso, sólo un médico podría valorarlo (…pero no un médico vinculado a intereses editoriales).

Conclusiones finales

En este post se han expuestos tres paralelismos entre las estrategias de negocio del mediático Michael O`Leary y del francés Pierre Dukan, sin pretender eclipsar los éxitos y las aportaciones de sus conceptos. En definitiva, ¿son genios, “fantasmas” o “aventureros comerciales temerarios”? Quizás un poco de todo, pero lo cierto es que es incuestionable que ambos han marcado un antes y un después en sus respectivo sectores, tanto en el transporte aéreo como en la Nutrición & Dietética, lo cual no quita que, por un lado, se deban reforzar los controles y sanciones en cuestiones de seguridad en el transporte aéreo (preferentemente por un órgano internacional) para garantizar la seguridad y la justa competencia por precios en el sector aéreo y que, por otro lado, se deba potenciar la formación nutricional, incluso con carácter de asignatura escolar obligatoria, con el fin de que el consumidor sea consciente de los riesgos a que se expone si opta por una determinada dieta.

 

Reportajes (videos) relacionadas:
“Ryanair al límite”, Equipo de investigación de la Sexta, emitido el 11 de enero 2013 (aprox. 50 minutos).
”Dieta Dukan: El negocio de adelgazar”, Equipo de investigación de la Sexta, reemitido el 11 de enero 2013 (aprox. 50 minutos).
”Videonoticia: Ryanair, la cara oculta del low cost”, en hosteltur.com, 10 de septiembre 2012 (duración: 47 minutos).
”Ryanair: el negocio es el tiempo”, en hosteltur.com, 14.01.2013.

Artículos relacionadas:
Dieta Dukan:
”Los médicos franceses denuncian a Pierre Dukan por las repercusiones de su célebre dieta”, en rtve.es, 26.03.2012.
”Dieta Atkins: características, funcionamiento, efectos, ventajas y desventajas”, en zitre.com, 17 de octubre 2009.
”Los peligros de la dieta Dukan”, en zitre.com, 14 de mayo 2011.

Ryanair:
«La lista de las aerolíneas más seguras: Finnair la lidera y Ryanair está por encima de Iberia», en abc.es, 21.01.2013.
”Un comandante de Ryanair: te presionan y te recuerdan que estás quemando demasiado combustible”, en abc.es, 11.01.2013.
«Ryanair niega que sus pilotos vuelen enfermos o cansados”, en laprovincia.es, 04.01.2013.
”España pide más competencias para poder sancionar a aerolíneas extranjeras”, en hosteltur.com, 11 de septiembre 2012.
”La CE investigará en profundidad la oferta de Ryanair para comprar Aer Lingus”, en invertia.com, 29 de agosto 2012.
”El Sepla considera que Ryanair ha llevado demasiado lejos el concepto de low cost”, en invertia.com, 17 de septiembre 2012.
”Ryanair-Chef Michael O’Leary: Sparpilot mit leerem Tank”, en faz.net, 16.08.2012.
”Ryanair, no en Hosteltur”, hosteltur.com, 05.04.2011.

Posts relacionados en este blog:
«RTL cuestiona la hygiene en Ryanair», 08.09.2011.
«Ryanair amenaza de nuevo», 10.05.2011.
«La primavera y las dietas milagro (1)», 11.06.2011.
«La primavera y las dietas milagro (2)», 14.06.2011.
«¿Bonificación de las tasas aéreas en el 2012? (1)», 31.01.2012.
«¿Bonificación de las tasas aéreas en el 2012? (2)», 02.02.2012.


No comments yet... Be the first to leave a reply!