Rehabilitación de infraestructuras turísticas

La semana pasada el Consorcio de Rehabilitación de Maspalomas sacó a concurso de licitación dos proyectos incluidos en las obras pendientes de ejecución hasta diciembre 2013: la rehabilitación de los dos parkings situados entre la Avenida de Italia y el paseo costero, a ambos lados del Aparthotel Playa del Inglés. Según el proyecto, dichas obras no se van a limitar simplemente al asfaltado de la carretera, sino que ampliarán significativamente el espacio para el peatón, algo de urgente necesidad desde hace mucho tiempo, pues debido a las estrechas aceras los peatones se ven obligados a circular peligrosamente por la calzada (especialmente después de que la Avenida de Italia se convirtiera en calle de dirección única, lo que desvió el tráfico de salida hacia la calle paralela al paseo marítimo). Son miles de turistas los que circulan diariamente tanto por el parking al que desemboca la avenida de Gran Canaria como por el parking donde desemboca la bajada por el templo Ecuménico.

(imágen actual del parking delante del Aparthotel Playa del Inglés; fuente: “Consorcio: Evolución del Turismo y Diagnóstico de Gran Canaria – Estrategias – Proyectos y Presupuestos”, Julio 2011, p.20; pinchar sobre la imágen para ampliarla )

 

(proyecto futuro; fuente: “Consorcio: Evolución del Turismo y Diagnóstico de Gran Canaria – Estrategias – Proyectos y Presupuestos”, Julio 2011, p.21; pinchar sobre la imágen para ampliarla)

 

 

Mantenimiento versus Rehabilitación

Un proyecto de mantenimiento renueva una infraestructura o servicio sin readaptarlo a otros fines. Es decir, simplemente se mantiene al día lo que ya está ahí. Ejemplos de proyectos de mantenimiento serían el cambio de hamacas en la playa y el cambio de las baldosas en mal estado de la avenida marítima. En condiciones normales un Ayuntamiento debería efectuar el mantenimiento de sus infraestructuras por sí sólo; para ello no debería ser necesario un Consorcio integrado por las cuatro Administraciones.

Un proyecto de rehabilitación va más allá y debe adaptar las infraestructuras a las necesidades turísticas actuales, como es el caso de las dos obras licitadas que conllevarán la adaptación de los dos parkings a un aumento de las posibilidades de la movilidad del turista. Además, este tipo de obras implica no limitarse sólo a la ejecución técnica del proyecto en sí, sino puede tener también efectos secundarios que podrían necesitar regulación suplementaria, como en este caso la redefinición de ubicaciones de plazas de aparcamientos, pues con la obra se eliminarán al menos un 50% de las actuales. Como efecto secundario positivo se podría destacar la eliminación de uno de los principales lugares de “botellón” que produce molestias a los turistas y residentes que se alojan en complejos anexos, además de dar muy mala imagen a toda persona que circule por la zona al día siguiente y se encuentre en la vía pública con botellas, orines, vómitos y otras basuras.

Por tanto, estaríamos ante las primeras obras de rehabilitación reales en pleno corazón de Playa del Inglés desde que comenzara a ser efectivo el Consorcio. Son dos obras de una importancia relevante para el núcleo, pues son muchos los turistas que atraviesan diariamente la zona afectada. Posiblemente muchos residentes o usuarios habituales en Playa del Inglés hayamos entendido que se trataba de este tipo de obras cuando se hablaba de “rehabilitación” durante la creación del Consorcio a finales del 2008. No obstante, no deja de ser lamentable que se haya tardado cuatro años en llevar a licitación el primer proyecto de este tipo, precisamente porque el fin primordial de la constitución del Consorcio era el concentrar el poder decisorio sobre temas de rehabilitación en la zona turística en un solo ente y poder así ejecutar con rapidez los grandes proyectos por aglutinar las facultades decisorias de las cuatro Administraciones que lo conforman. Los resultados en sus cuatro años de vigencia han demostrado que desavenencias políticas dentro del Consorcio han hecho inviable que los diferentes gerentes hayan podido llevar a la práctica obras de gran relieve, aparte del presupuesto disponible que tampoco permite un gran margen de maniobra. Y hablando de presupuesto, ¿cuáles son los fondos del Consorcio? ¿En qué se han empleado o se van a emplear?

El presupuesto del Consorcio

Según la información publicada, el Consorcio cuenta con un fondo de 11,95 millones de euros (= 4,6 de Turespaña + 3,4 del Gobierno de Canarias + 3,05 del Cabildo + 0,9 del Ayuntamiento). Hasta el pasado mes de mayo 2012 el Consorcio sólo gastó, según lo publicado, un 30% de sus fondos, es decir 3,5 millones, de los cuales 1,09 millones se gastaron en retribuciones de la plantilla del Consorcio (que tiene un coste anual de 466.000 euros) y el resto en reposiciones y obras de mejora (cambio de hamacas, arreglos en la avenida marítima, ajardinamientos,..), así como redacción de proyectos, estudios y otros gastos varios. Del otro 70% de los fondos remanentes (aprox. 8,5 millones) se destinarán 6,0 millones a 14 obras, entre las que figuran con un presupuesto de un millón las dos obras licitadas la semana pasada (presupuestadas como “Mejora de accesos a la costa de Playa del Inglés”). Entre las otras 13 obras se incluyen  proyectos como la mejora de los accesos en las playas de San Agustín o la renovación de carriles de bici existentes, algunas de las cuales también se están licitando durante estos días (ver desglose de obras en el gráfico anexo; ‘pinchar’ en la imagen para ampliar). Recordemos que la ejecución de este remanente de los fondos fue el objeto de la prolongación del Consorcio hasta diciembre del 2013 (pues expiraba en diciembre del 2011) y, en caso de no haberse prolongado, el sobrante tendría que haber sido devuelto a las Administraciones que los aportaron.

Estas 14 obras pendientes del Consorcio no deben ser confundidas con los 16 proyectos del Plan de Modernización anunciados hace poco por la empresa pública Gesplan, ya que dichos proyectos de modernización apenas afectan a las infraestructuras, sino principalmente a la rehabilitación de establecimientos o centros comerciales (CC Oasis y Hotel Oasis, Apartamentos Carmen, etc.), a la vez que son inversiones casi exclusivamente privadas. En el caso del Consorcio, por el contrario, hablamos de inversiones de carácter público al 100%, como se ha visto en el desglose de la procedencia de sus fondos de 12 millones.

 

Futuro de la rehabilitación de infraestructuras:
¿Esto es todo?          

Al margen de las dificultades para culminar las obras y gastar el presupuesto, otra cuestión es si la cantidad aportada al Consorcio está en consonancia con el objetivo que se pretende alcanzar. No debemos olvidar que el principal motor de la isla es el turismo con una influencia directa e indirecta en el 34% del empleo insular (¡y si le sumamos los efectos inducidos en más del 90%!) y que San Bartolomé aglutina la mayoría de las camas turísticas. ¿Está la aportación de 12 millones en consonancia con los problemas que tienen pendiente de solución Playa del Inglés y Maspalomas y la importancia de la actividad turística para la economía insular? Diversos estudios estimaron el coste de rehabilitación de las infraestructuras del municipio de San Bartolomé de Tirajana en más de 300 millones de euros. Se puede constatar a simple vista que los 12 millones son insuficientes, especialmente si su importancia para Gran Canaria es comparada con los importes de otras inversiones previstas, como la inversión de 80 millones para infraestructuras del Puerto de la Luz a través de la Red Transeuropea del Transporte (si Tenerife no logra abortarlo) o con la inversión en el tren de Gran Canaria valorada en 1.565 millones (ver en este contexto el post de Ignacio Moll: “El turismo no necesita tren”).

Según están planteadas las cosas ahora mismo, y en el mejor de los casos, el Consorcio culminaría en el periodo comprendido hasta diciembre del 2013 las 14 obras pendientes. ¿Y esto sería todo? ¿Y qué va a ocurrir con otros importantes proyectos que se han quedado fuera del actual presupuesto? Como ejemplo, una lógica y necesaria correlación con las dos obras de los parkings tratados en este post sería la construcción de un ascensor o la instalación de escaleras mecánicas para bajar al nivel de playa, como alternativa a las 75 escalones que debe bajar el turista actualmente para llegar a la playa (bajada por el Hotel Dunamar, que se repite en la bajada por el Hotel Sahara Playa), algo que le cuesta mucho esfuerzo a nuestro turista mayor de invierno. En la actualidad tan sólo existe un pequeño ascensor privado en el CC Atlantic Beach Club (situado junto a unas escaleras mecánicas que dejaron de funcionar hace 15 años). ¿No están contemplados este tipo de proyectos de rehabilitación, tan básicos para el uso y disfrute de la playa por parte del turista, por ninguna de las Administraciones responsables del proceso de rehabilitación?

¿Se quedarán pendientes estos proyectos tan necesarios hasta ver en el 2014 si se prorroga o no la vigencia del Consorcio, además de la provisión de fondos y su cuantía por parte de las cuatro Administraciones que cada día que pasa hablan idiomas más distintos? ¿Seguirá el Consorcio, caso de prorrogarse su vigencia a partir del 2014, siempre con la incógnita de sustituciones de gerentes que se nombren acordes con la ideología del partido político que ostente el poder en cada momento?

Lo cierto es que el tiempo se acaba y fuera de Canarias el desarrollo turístico no permanece inmóvil; hay otros destinos que se desarrollan rápidamente y vuelven a entrar en el mercado de forma decidida. ¿No sería, por tanto, cuestión de empezar ya (sin esperar al 2014) a contemplar alternativas posibles de financiación paralelamente a la ejecución de las obras ya licitadas o en proceso de licitación? En el caso del Palmeral de Maspalomas, otro de los proyectos que ha quedado fuera del presupuesto, un empresario se ha ofrecido a convertir el palmeral en un parque botánico. ¿Es acaso descabellado el otorgar una concesión a un promotor privado por un periodo determinado en lugar de que el Oasis se quede en el estado de abandono en que está ahora indefinidamente? Algunas rehabilitaciones actuales en Magaluf (Mallorca) o previstas en Playa de Palma (Mallorca) se basan precisamente en una actuación conjunta público-privada.

En todo caso, estas últimas apreciaciones no pretenden desvirtuar la vital importancia de los dos proyectos licitados la semana pasada en pleno centro de Playa del Inglés. La ‘primera línea’ de estas obras aumentará el efecto positivo de la reforma, pues el turista repetidor percibirá, más allá de la renovación misma, que por fin algo se está haciendo en el núcleo turístico. Suponiendo, claro está, que la ejecución de dichas obras no tome el mismo camino que las reformas del Veril, junto al CC Águila Roja, que llevan más de cuatro años sin culminarse, en cuyo caso el efecto sería el contrario. Posiblemente la renovación del Consorcio en diciembre del 2013 dependa en buena medida de que estos dos proyectos lleguen a buen puerto.

Recordemos, además, que estas dos obras estaban entre las diapositivas que el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Bravo de Laguna, mostró el pasado mes de marzo en el marco de la ITB en el KadeWe de Berlín a una importante representación de agentes de viaje y touroperadores, los cuales están muy al loro de los pasos que estamos dando en materia de rehabilitación. Buena muestra de ello es este extracto del artículo “SCHLUSS MIT MAÑANA” (“Basta ya de mañana”) de la reportera Tanja Ronge en la revista turística Travel.One (7 de marzo 2012), con el cual termino este post:
“…es importante que los responsables políticos de Baleares y Canarias no permanezcan inmóviles ante los signos de la época. Los proyectos de rehabilitación de infraestructuras, anunciados ya desde hace tiempo, deben realizarse de una vez. Por ejemplo las necesarias reestructuraciones en el Sur de Gran Canaria, como podría ser en los núcleos Playa del Inglés o San Agustín. […] Pues la competencia no duerme. Y quién sabe durante cuanto tiempo las revueltas del norte de África seguirán desviando visitantes adicionales hacia España.”

 

Noticias y artículos relacionados:
”El Consorcio de Rehabilitación comienza por la Avenida de Gran Canaria y la Plaza Miramar”, en maspalomasahora.com, 20 de agosto 2012.
”El Consorcio saca a concurso las obras de dos nuevos bulevares en el Sur”, en laprovincia.es, 21 de agosto 2012.
”1,2 millones de euros para diez áreas de ducha en el Sur”, en canariasahora.es, 28.08.2012.
“El Consorcio del Sur se prorroga para salvar seis millones que no se gastaron”, en laprovincia.es, 18 de mayo 2012.
”El Turismo no necesita tren”, de Ignacio Moll, en laprovincia.es, 15 de agosto 2012. 
”Gerlach propone un botánico en el palmeral de Maspalomas”, enLa Provincia, 08.06.2012.
”Meliá moderniza Magaluf para transformarla en playa de élite”, en cincodias.com, 30.04.2012.
“Playa de Palma albergará un casino y un hotel de 5 estrellas”, en hosteltur.com, 29.05.2012.
“El Plan de Modernización de Maspalomas ya es una realidad”, maspalomas50.com, 20 de junio 2012.
”Bravo de Laguna reconoce que el proyecto del tren puede ser bueno, pero necesita de una gran inversión”, europapress.es, 2 de enero 2012.

Artículos relacionados en este blog:
”Movilidad e inmovilismo”, 3 de diciembre 2011.
A día de hoy, casi cuatro años después de la creación del Consorcio de Rehabilitación del Sur (entidad en cuyas manos está, presuntamente, la supresión de estos obstáculos con el fin de potenciar la movilidad del turista) con relación a las barreras urbanísticas comentadas no ha cambiado absolutamente nada. En cuanto al avance en temas de movilidad nos encontramos en el más absoluto inmovilismo… (continuar leyendo el post)


No comments yet... Be the first to leave a reply!