Balance turístico 2011 y escenarios 2012 (y2)

2ª parte: Escenarios turísticos para Gran Canaria  

En el análisis “Condicionantes de la competitividad turística grancanaria” cuya redacción terminé en estas mismas fechas del año pasado atribuía tres diferentes escenarios (pesimista, conservador, optimista) a las diferentes manifestaciones posibles de los cinco condicionantes internos de la competitividad turística identificados en el ensayo. El lector puede ver con más detalle el escenario pesimista en el post “El escenario del declive en el post-estancamiento” (sep.2010) y los escenarios conservador y optimista en el post “Estabilización y rejuvenecimiento en el post-estancamiento” (sep.2010). Estos tres escenarios se esquematizan de forma resumida en el siguiente recuadro:

Veamos qué evolución han tenido los condicionantes de forma aislada durante el 2011 y qué evolución se prevé que van a tener en el 2012:

(1) La intervención en los mecanismos de autoregulación del mercado

En el 2011 la presión intervencionista prosiguió y no se realizó ningún nuevo proyecto de gran envergadura en Gran Canaria, por lo que (según la clasificación del cuadro de arriba) la evolución de este condicionante correspondería a una situación de declive. Durante los últimos meses la intervención (incluso se ha hablado de “secuestro económico de Gran Canaria”) es uno de los temas de más actualidad, especialmente en lo que se refiere a la moratoria turística y la “maraña burocrática” que impide por su complejidad cualquier inversión. Si bien durante el 2011 en varias ocasiones se pidió la derogación de la moratoria y la simplificación del marco legal (como p.ej. por el ex-alcalde de Las Palmas, Jerónimo Saavedra),  la petición unánime de los empresarios de desbloquear importantes inversiones paralizadas por las trabas administrativas surgió a raíz de las declaraciones de Javier Puga a mitad de noviembre. Esta ‘revuelta empresarial’ desembocó a mitades de diciembre en una reunión con el Presidente de la Comunidad, la cual lejos de solucionar la situación de bloqueo de la actividad económica, ha reabierto el conflicto de “los depredadores del territorio”, esta vez en su nueva versión de “los machadores del territorio”, desviando el Ejecutivo el conflicto hacia una supuesta incompatibilidad entre “la preservación del suelo y el bienestar de las futuras generaciones” y “la creación de empleo”. El absurdo de la situación llega a tal extremo que el Ejecutivo ha llegado a afirmar recientemente que “la subida poblacional es un ‘handicap’ para crecer”  y que “el PP sólo defiende a unos pocos empresarios que amasan mucho dinero”, lo cual ha sido calificado por el Círculo de Empresarios de Gran Canaria como una actitud de “aversión a la empresa” y de “no encontrarse cómodo en la economía de mercado” (ver declaraciones).

Este conflicto aún no está zanjado y da la impresión de que sólo acaba de empezar. Al parecer los planificadores han olvidado que una situación de madurez turística exige un nivel de consenso entre todas las partes involucradas (especialmente entre patronal empresarial y Ejecutivo) mayor que ninguna otra crisis turística anterior y este consenso no se puede apreciar en Gran Canaria ni de cerca, ni tan siquiera sobre el diagnóstico de la actual situación.

La actual situación de desempleo no parece desviar al Ejecutivo ni un ápice de su intención de renovar la moratoria en mayo del 2012 hacia su tercera versión (o la cuarta para Gran Canaria, si contamos como moratoria el periodo de suspensión de licencias que supuso el PIOT de 1992-1998 sólo para Gran Canaria). Asimismo, a la “maraña administrativa” de leyes se le unirá en primavera del 2012 la Ley de Armonización del Territorio que teóricamente viene a simplificar las leyes vigentes, pues supuestamente permitiría saltarse normativas vigentes para abreviar trámites, pero que en la realidad sólo va a enturbiar más el actual enredo legislativo. Todo ello hace prever que la presión intervencionista sobre el suelo proseguirá con exactamente la misma intensidad, es decir, promoviendo el “crecimiento cero”. Este condicionante de competitividad, la intervención, se mantendría, por tanto, en el escenario pesimista del declive.

Sin embargo, esta visión pesimista debe asociarse únicamente a la prevalencia de la fijación del  Gobierno sobre la “protección del territorio”, es decir, de continuar con el bloqueo de un suelo debidamente ordenado para su uso turístico e industrial en su gran mayoría, que además es de propiedad privada casi en su totalidad y, consecuentemente, con todo el derecho que la vigente ley del suelo español le da a sus respectivos propietarios para su aprovechamiento comercial. Por tanto, en el supuesto caso de producirse un cambio sustancial por parte del Gobierno de Canarias en sus enfoques intervencionistas sobre el suelo y diera paso a la actividad propia de la libertad de mercado que impera en Occidente, se abriría la posibilidad para los otros dos escenarios:

(2) La renovación de las infraestructuras turísticas

A la “si-intervención”  en los mecanismos de mercado que he comentado en el punto anterior se contrapone la “no-intervención” en la renovación de las infraestructuras turísticas. Los núcleos turísticos antiguos se encuentran en una situación de absoluto inmovilismo. También a la evolución de este condicionante en el 2011 (según la clasificación del cuadro de arriba) le correspondería la situación de declive. El mencionado inmovilismo se funda en la total incapacidad de los miembros del Consorcio de Rehabilitación en alcanzar acuerdos, debido a los diversos colores políticos representados. Lo que en su día parecía una buena idea, un Consorcio que agrupara las decisiones de las cuatro administraciones (la nacional, la autonómica, la insular y la local) como una sola y que tendría por ello total agilidad de decisión, ha resultado ser todo lo contrario. Las constantes desavenencias de carácter exclusivamente político han hecho imposible cualquier progreso. Ya podían tener al mejor gerente al frente, que no se podía mover nada. Los logros materiales en tres años, y ya con el tercer gerente al frente, se limitan al cambio de hamacas en la playa, algunas obras de jardinería en el Parque Tony Gallardo, algunos cambios de baldosas en la avenida marítima y poco más.

Si bien se puede argumentar que su presupuesto inicial (de unos 10 millones), del que recibió menos de 3 millones hasta el 2011, es poco en relación a las cifras que se barajan para una reforma importante de Playa del Inglés (más de 300 millones), también hemos podido ver que el poco “fondo de caja” que había tardó mucho en dársele aplicación y, de hecho, no se le ha dado en cosas esenciales. Por si fuera poco, recientemente toma cuerpo en el Sur un ‘segundo Consorcio’, Gesplan, que pisa claramente las competencias del anterior, lo cual dificultará más aún el progreso de la rehabilitación. Sin embargo, el segundo gerente del Consorcio, a pesar de no haber podido culminar ningún proyecto de mayor calado, al menos ha sabido reducir los macroproyectos virtuales de algunos iluminados (como p.ej. “arrancar toda la Playa del Inglés y empezar de nuevo”) a proyectos reales y terrenales, dejando tras de sí algunos proyectos interesantes para su ejecución (ver un ejemplo en el post “Movilidad e Inmovilismo”).

Si bien los logros de renovación de las infraestructuras hasta el momento no van más allá de simples trabajos de mantenimiento, obviando reformas menudas pero básicas para el transitar del turista por Playa del Inglés como son una fácil accesibilidad a la subida y bajada de las aceras de incapacitados o de personas mayores, no cabe descartar que se logre iniciar algún proyecto de mayor calado en el 2012. Por consiguiente, se consideran posibles los dos escenarios de declive (el inmovilismo continuaría) y de estabilización (se inician algunos proyectos). Para que se produjese el escenario del rejuvenecimiento (ejecución de proyectos adaptados a productos turísticos) tendrían que predominar en el proceso de reforma aspectos turísticos sobre los urbanísticos, así como, por supuesto, sobre las eternas controversias de índole política. Sin embargo, en caso de iniciarse algunos proyectos, probablemente predominen aspectos meramente urbanísticos sobre los turísticos, pudiendo ejecutarse proyectos individuales e inconexos que probablemente no estarían ubicados dentro de ningún plan turístico global para el núcleo a reformar.

(3) La oferta de ocio complementario

La presión intervencionista también afectó a los proyectos de ocio, a pesar de que para los proyectos que no estén vinculados a camas no se aprecia una aversión por parte del Ejecutivo. En el 2011 no se realizó ningún nuevo proyecto de ocio en Gran Canaria. Sin embargo, durante el 2011 se ha hablado mucho del ocio complementario y parece que hay sensibilidad para posibilitar inversiones en este sentido, al menos se debaten varios proyectos: a finales del 2010 se hablaba del proyecto “Kokoon” en Arguineguín, para el que se tramitó un Plan de Actuación Territorial; hace pocos meses se apobaban en el Plan Insular (Ptetoti) los parques temáticos de la zona de Tarajalillo; los puertos deportivos de Bahía Feliz, Meloneras y Tauro, todos ellos bloqueados durante muchos años, podrían encontrar viabilidad; el Corte Inglés en Meloneras podría ser también una realidad; el Patronato lleva un tiempo fomentando un centro deportivo de alto rendimiento; etc… Además, recordemos que ocio complementario no necesariamente tiene que ser un mega-parque temático “a lo Disney”, sino también todo lo que amplíe o mejore el disfrute vacacional como podría ser un carril-bici en las zonas turísticas destinado al “cicloturista ocasional”, ese turista de sol&playa activo que disfruta con recorrer y conocer las zonas turísticas en bicicleta. Por ello, a pesar de que la evolución del ocio complementario en el 2011 se corresponde con la situación de declive, para el futuro próximo cabe dejar abiertos los tres escenarios.

(4) Desarrollo y diversificación de productos turísticos

El sol&playa&clima sigue siendo el único producto que hace función de tipología primaria en la configuración del producto vacacional (ver post “El modelo sol&playa”), con algunas exepciones donde funciona conjuntamente con otra tipología, como p.ej. el turismo náutico o el deportivo, o donde hace de factor complementario diferenciador (como el turismo de congresos). En productos turísticos que no muestran un alto grado de dependencia de los tres anteriores condicionantes (intervención, infraestructuras, ocio) se han producido algunos desarrollos (p.ej. turismo de salud), pero no en la suficiente medida como para funcionar claramente como motivos primarios del viaje. Expongo dos ejemplos de “productos turísticos con dependencia”:
1) Dependencia de la cama hotelera: el turismo de congresos ha sido poco desarrollado en Gran Canaria (en comparación con Tenerife) por disponer de pocas plazas hoteleras de suficiente categoría para tales eventos; la intervención administrativa impide su ampliación. La falta de desarrollo de la oferta hotelera limita el desarrollo de los productos turísticos con alta dependencia de la cama hotelera.
2) Dependencia de las infraestructuras: para el cicloturismo, en auge en Gran Canaria desde principios de los 2000, tiene mucha importancia el estado de las infraestructuras (amplitud de los arcenes, iluminación de túneles, estado de las carreteras ‘clave’,..), en donde no ha habido progresos.La falta de desarrollo de las infraestructuras turísticas limita el desarrollo de los productos turísticos con alta dependencia de las infraestructuras.

Por tanto, el poder lograr un desarrollo diferenciador de los productos turísticos (el escenario del rejuvenecimiento) depende de que los demás condicionantes (infraestructuras, intervención, ocio complementario, innovación) alcancen a su vez esta situación de rejuvenecimiento:

Los efectos coyunturales favorables y el optimismo comedido

Llama la atención que la mayoría de los condicionantes internos de competitividad en el 2011 estarían (según la clasificación del cuadro) en situación de declive, cuando, paradójicamente, estamos a punto de cerrar un año con récord de afluencia de visitantes extranjeros. ¿A qué se debe esto, cuando precisamente se había definido como síntoma del escenario de declive todo lo contrario, el retroceso de visitantes? Para la configuración de los escenarios sólo se han tenido en cuenta los factores de competitividad internos, es decir, los que dependen exclusivamente de la gestión del propio destino. Durante el 2011 han jugado un papel importante dos factores externos: por un lado, la recuperación económica de los países emisores (en 2009 se perdieron 1,2 mill. de visitantes, en 2010 se recuperan 0,6mill. y en 2011 se mantiene la tendencia al alza, sumando otros 1,4 mill.); por otro lado, a partir de finales de enero 2011 las Islas Canarias se benefician del efecto norte de África. Estamos, por tanto, ante la recuperación de un desequilibrio coyuntural de tipo económico (crisis económica de 2008-9) y ante el beneficio de otro desequilibrio coyuntural de tipo político-militar (conflictos en el norte de África). En conclusión: estamos ante una situación de declive interno, parcheado por dos efectos coyunturales externos favorables.

¿Y qué dirección van a tomar estos dos factores externos en el 2012? Los conflictos del norte de África no parecen tener solución a corto plazo. A pesar de estar varios países en procesos de elecciones democráticas, los conflictos continúan con considerable peligro para cualquier visitante, como es el caso de Egipto. Por ello, es de preveer que incluso para el verano 2012 no esté aún calmada la situación en la mayoría de dichos países. El segundo factor externo, la situación económica de nuestros principales países emisores, está rodeado de más incertidumbre desde que se intensificara la crisis del euro el pasado verano. ¿Cuánto afectarán los recortes que deben efectuar los países del euro a la disposición a viajar del turista en el 2012? Varios expertos coinciden en que ya en el 2012 podría tener una repercusión negativa en los viajes.

En definitiva: ¿qué nos deparará el Turismo en el 2012? Depende de la perspectiva de la que se quiera mirar. El pesimista se queda únicamente con que Canarias es una de las regiones europeas con mayor tasa de paro y sin mostrar vías ni decisiones orientadas con determinación a fomentar el crecimiento económico; el optimista destaca que las Islas están a punto de cerrar el 2011 con un récord en la entrada de turistas y las expectativas de ocupación para, al menos, el invierno 2011/12 siguen en la misma línea; el que vive de un día para otro (con visión de corto plazo) ve con euforia las altas ocupaciones de este invierno 2011-12 (y posiblemente de alguna temporada más) por el “parche coyuntural” del efecto norte de África ; el prudente (con visión a medio plazo) ve que se avecinan en Europa importantes recortes por la crisis del euro que podrían afectar a nuestros turistas potenciales; el realista (con una visión a largo plazo) reconoce el potencial competitivo de Gran Canaria como destino turístico por sus cualidades únicas, con el factor clima en primer órden, pero también admite la gradual pérdida del poder competitivo de la oferta alojativa e infraestructural y que en situaciones sin “parche coyuntural” no se alcanzarían los actuales números de visitantes, es decir, tiene un optimismo realista y comedido, previendo las ‘nubes’ que se podrían estar avecinando e identificando que la única vía de recuperar competitividad es el rejuvenecimineto de sus factores competitivos básicos: actualización de la oferta alojativa acorde a la demanda del mercado, rehabilitación de las infraestructuras y ampliación de la oferta de ocio complementario.

 

Termino este post agradeciendo a todos mis lectores el seguimiento que han venido haciendo de este blog durante este año y les deseo una muy feliz entrada en el Año Nuevo y todo lo mejor para el 2012.

 

Algunos artículos relacionados en este blog:
1ª parte de este post: “Balance turístico 2011 y escenarios 2012 (1)”, 31 de diciembre 2011.
“Optimismo turístico para el 2011”, 30 de diciembre 2010.
“¿Está agotado el modelo de sol&playa grancanario?”, 28 de septiembre 2010.
“Movilidad e inmovilismo”, 3 de diciembre 2011.
“El desarrollo del turismo de salud”, 18 de abril 2011.
“Gran Canaria: ¿destino ideal para el cicloturismo?”, 6 de marzo 2011.
“El ‘cicloturista ocasional’ y el e-bike”, 29 de mayo 2011.
“Los depredadores del territorio”, 20 de octubre 2011.

Noticias y artículos relacionados:
“Rivero: ‘El PP defiende que los empresarios amasen dinero en poco tiempo y yo que las nuevas generaciones tengan futuro’”, en digitalcanarias.net, 22 de diciembre 2011.
“Berriel y Román acusan a la patronal de lanzar ‘ataques preventivos’ con la inversión”, en La Provincia, 23 de diciembre 2011.
“Los empresarios critican la ‘salida de tono’ de Rivero”, en La Provincia, 23 de diciembre 2011.
“El PSC pide a Rivero que ‘bajen el tono’ de la confrontación con la patronal”, en La Provincia, 24 de diciembre 2011.
“Rivero tiene una cierta aversión a la empresa y al empresario”, entrevista a Agustín Manrique de Lara (Presidente del Círculo de Empresarios), en La Provincia, 24 de diciembre 2011.
“Liberales. Salvajes, por supuesto”, de Antonio Salazar en abc.es, 27.12.2011.
“Nubarrones y algún rayo de esperanza sobre Canarias”, Editorial de La Provincia, 31 de dicciembre 2011.


No comments yet... Be the first to leave a reply!